Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Costa de Marfil. Más de 1.300 embarazadas y lactantes están en peligro en el mayor campo de desplazados

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 11 de abril de 2011, 14:51 h (CET)
MADRID, 11 (SERVIMEDIA)



Al menos 1.350 mujeres embarazadas y lactantes viven hacinadas en condiciones antihigiénicas en el campo de desplazados más grande de Costa de Marfil, ubicado en Duekoué, según aseguró este lunes Save the Children.

Esta ONG señaló que la violencia en este país ha provocado que unos 500.000 niños hayan abandonado sus casas y cerca de 1 millón no vayan a la escuela, y que las mujeres embarazadas den a luz en pésimas condiciones, poniendo en peligro sus vidas y las de los recién nacidos.

Save the Children recalcó que el agua potable está muy limitada en el campo de Duekoué y que las mujeres apenas tienen el agua suficiente para lavar a sus bebés después del parto, lo que dispara el riesgo de infecciones.

Además, las mujeres que logran ayuda médica para dar a luz en el campamento paren en un espacio reducido y con muy poca intimidad, ya que sólo una fina cortina las separa de la sala de espera. Muchas otras alumbran a solas, sin ayuda profesional y poniendo en grave peligro sus vidas y las de sus bebés.

Save the Children subrayó que la ayuda a las embarazadas y a los recién nacidos es muy escasa en el campamento, que cuenta sólo con tres matronas, las cuales trabajan con una cantidad elevada de pacientes y escaso material estéril.

Además, el campamento carece de ambulancias y de equipos de emergencia disponibles si algo va mal en el parto y los trabajadores sanitarios no se atreven a salir de sus casas aunque el hospital está abierto.

Save the Children lamentó que muchas mujeres no coman lo suficiente para dar leche materna a sus bebés, a quienes dejan vulnerables a enfermedades infecciosas o diarreas.

"Duermo al aire libre con mis gemelos, en el suelo y sin mosquitera. Estoy muy preocupada. No tengo suficiente dinero para comprar alimentos y a veces no puedo comer. Tengo miedo de que mis bebés enfermen", relató Odile, de 30 años, a Save the Children, tras dar a luz en el campamento después de caminar 18 kilómetros huyendo de la violencia.

Save the Children ha puesto en marcha un programa de formación de matronas y trabajará en clínicas para asegurar que las madres y sus bebés reciben el mejor cuidado.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris