Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

Podemos se ve en condiciones de ganar a los “traidores a España” y “antisistema”

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 28 de octubre de 2015, 15:12 h (CET)
MADRID, 28 (SERVIMEDIA)



El secretario general de Podemos y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, y el director de campaña de la formación, Íñigo Errejón, se mostraron este miércoles en condiciones de ganar en las próximas elecciones generales al PP y al PSOE, a quienes acusan de “traición a España” y de comportarse como “antisistemas” por haber modificado el artículo 135 de la Constitución sin consultarlo a los ciudadanos y haber “degradado” con sus políticas derechos fundamentales.

Ambos presentaron a su “maquinaria” de campaña para las elecciones generales, formado por unas cincuenta personas de las cuales menos de diez han cumplido cuarenta años, y que integran los equipos de producción, audiovisuales, argumentario, programa, extensión territorial, redes sociales y prensa.

Iglesias subrayó el cambio político que ha vivido España en apenas dos años, que coinciden con el tiempo de vida de Podemos. La política era “cuestión de dos”, subrayó, y ejemplo de ello era que Ana Botella era alcaldesa de Madrid, “un tal Ignacio González” presidía la Comunidad y “un viejo lobo de mar de los años ochenta y noventa” era secretario general del PSOE.

Todos ellos “se burlaban” de las opciones de Podemos y después de sus cinco eurodiputados el Rey abdicó, “dos jóvenes competían” por liderar el PSOE y a ambos “les remangaron la camisa y les quitaron la corbata”, todos empezaron a utilizar la palabra “casta” para desvincularse de ella, empezaron a enviar a las tertulias a dirigentes jóvenes y una jueza retirada y una activista que había llamado “criminal” al representante de la banca se convirtieron en alcaldesas de las dos principales ciudades españolas.

Iglesias se refirió a todo ello como muestras de que España ya ha cambiado políticamente y ahora ese cambio hay que trasladarlo a la composición del Parlamento y al Gobierno, y ese es el reto que se marca Podemos en las elecciones generales del próximo 20 de diciembre.

NI "BRAVUCONADAS" NI "AMENAZAS"

Para ello, reiteró los acuerdos que, en su opinión, ya existen en la calle y deben plasmarse en la Constitución: una ley electoral que mejore la democracia, una reforma para garantizar la independencia de los jueces y mejorar la lucha contra la corrupción impidiendo las ‘puertas giratorias’, el blindaje de los derechos sociales al mismo nivel que los civiles y políticos, y la cuestión territorial para primar el diálogo sobre las “bravuconadas” y las “amenazas”.

Iglesias aseguró que ni el PP ni el PSOE tienen credibilidad para proponer reformas de este tipo porque su gestión ha sido la opuesta y porque, por ejemplo, los socialistas hablan de limitar esas ‘puertas giratorias’ mientras Trinidad Jiménez se dispone a ocupar “el puesto de Rodrigo Rato” en Telefónica.

Iglesias y Errejón dejaron claro que son “fetichistas” y no importa tanto si esos puntos se incluyen en la Constitución ya existente o en una nueva. Lo relevante, dijo el candidato, es que los jóvenes quieren estar “a la altura de nuestros padres y abuelos”, que en 1978 llegaron a acuerdos para avanzar hacia una sociedad “más próspera y más justa”.

Acto seguido, Iglesias cargó contra PP y PSOE por romper aquel acuerdo al modificar el artículo 135, al “degradar” derechos como la sanidad o la educación públicas o al fomentar la burbuja inmobiliaria o los “pelotazos” urbanísticos. Eso es “traicionar a España”, dijo, y comportarse “como un antisistema”.

Frente a quienes intentan “copiarnos” las propuestas o incluso la forma de vestir o de hablar, Iglesias se mostró convencido de que los ciudadanos elegirán a Podemos porque por encima de sus defectos “somos de verdad y tenemos un proyecto de país”.

Confían, dijo Errejón, en sacar “más votos que los partidos tradicionales” y poder gobernar, o en todo caso que esas fuerzas “del inmovilismo” no tengan escaños suficientes para “bloquear el cambio” y que esos compromisos que defiende Podemos se puedan abrir paso. La Constitución, dijo, no puede ser “un jarrón chino” de cara a los ciudadanos y un “papel manoseado” cuando lo exige la canciller alemana, Ángela Merkel, como si el presidente de España fuera su “gobernador provincial”.

Podemos está estos días recabando las firmas necesarias para poder presentarse por primera vez a las elecciones generales, y han comenzado ese proceso en Sol, donde nació el 15-M. En ese sentido, Iglesias subrayó que un éxito de la formación fue su capacidad de entender lo que supuso aquel movimiento. Ha habido evolución hasta un programa electoral “viable”, afirmó, pero sin perder el compromiso “con nuestros orígenes”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris