Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

El Gobierno, satisfecho con el borrador de acuerdo para la cumbre del clima de París

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 26 de octubre de 2015, 13:15 h (CET)
MADRID, 26 (SERVIMEDIA)



La directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvanera Ulargui, mostró este lunes su satisfacción con el borrador definitivo del acuerdo universal que podría cerrarse en la cumbre climática de París (Francia) y que sustituiría al Protocolo de Kioto, con el fin de continuar con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, ya que, a su modo de ver, recoge las posturas de todos los países.

Ese borrador se cerró en una conferencia sobre cambio climático celebrada la semana pasada en Bonn (Alemania), que fue la última reunión preparatoria antes de la cumbre de París, conocida como 21ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21).

La conferencia de Bonn contó inicialmente con un primer borrador de 20 páginas formado por un Acuerdo y una Decisión que lo desarrolla, redactado los dos copresidentes de un grupo de trabajo especial previo a la cumbre de París, el argelino Ahmed Djoghlafy el estadounidense Daniel Reifsnyder, con el fin de tener una base sobre la que negociar.

Al final, la conferencia de Bonn concluyó con un texto de 51 páginas que amplía el borrador de Acuerdo a 9 a 31 páginas y el de Decisión de 11 a 20 folios, con lo que aumentan los paréntesis y los corchetes provisionales que deberán ser pulidos en París.

En una sesión informativa sobre cambio climático celebrada en Madrid, Ulargui declaró a los periodistas que la negociación de Bonn fue “difícil” como ocurre en todos estos procesos, “pero fácil en el sentido de que conocimos ya las posiciones de todos los países, que antes no estaban reflejadas en el texto con el que llegamos a Bonn”.

Ulargui indicó que en el primer borrador de 20 páginas “no estaban reflejadas las posiciones de los países”, como “las que defendía la UE sobre ambición en el sistema y mecanismos de revisión”, de manera que “estaba cojo”.

Comentó que el documento de 51 páginas, “evidentemente, es mucho más complejo, pero lo bueno es que todos lo reconocemos como propio”.

CONCEPTOS A PERFILAR

El proyecto de Acuerdo, formado por 26 artículos y al que tuvo acceso Servimedia, indica que los países firmantes reconocen que “se requieren urgentemente reducciones profundas de emisiones de gases de efecto invernadero” con el fin de que ello mantenga el aumento de la temperatura media del planeta “[por debajo de 2ºC] [entre 1,5 y 2ºC]” respecto a la era preindustrial, algo que aparece entre corchetes y que deberá ser concretado en París.

En la capital francesa también deberán perfilarse los aspectos fundamentales de la mitigación del cambio climático, como la fecha límite para rebajar las emisiones y el año en el que los países se comprometen a alcanzar un pico de emisiones globales de gases contaminantes, cero emisiones o un porcentaje de reducción, todo ello señalado ahora entre corchetes y con una ‘x’.

Para la secretaria ejecutiva de la CMNUCC, Christiana Figueres, el borrador definitivo de Bonn incluye opciones adicionales que reflejan las preocupaciones de todos los países. “Ahora tenemos un texto cuya autoría pertenece a las Partes, que es equilibrado y completo. El reto para los gobiernos es darle una forma mucho más concisa y coherente para su adopción en París”, explicó.

CRÍTICAS DE LOS ECOLOGISTAS

Sin embargo, el borrador consensuado en Bonn no contentó a algunas organizaciones ecologistas. Por ejemplo, Greenpeace denunció “la falta de ambición y lentitud en las negociaciones, que contrasta con la urgencia que exige atajar el cambio climático”, lo que achaca a que los países productores de petróleo tratan de bloquear el proceso de abandono de los combustibles fósiles.

“Por el lado positivo, algunas de las cuestiones fundamentales, como el objetivo a largo plazo de abandonar los combustibles fósiles, se han recuperado y están consiguiendo un apoyo creciente entre los países. Queremos ver términos que señalen el fin de la era de los combustibles fósiles y una nueva era basada en energía 100% renovable, pero esto es un comienzo”, señaló Tatiana Nuño, representante de Greenpeace España en la delegación ecologista en Bonn.

Por el contrario, Nuño recalcó que la amplitud del borrador final hace que no sea “lo bastante específico en algunas de las cuestiones clave”. “Está claro por qué ha pasado esto: los países productores de petróleo están intentando bloquear las negociaciones y secuestrar este proceso para sus propios fines. No se les debe permitir que se salgan con la suya”, apostilló.

Por último, Ecologistas en Acción dijo que la conferencia de Bonn “ha fallado en su objetivo de alcanzar un preacuerdo que sea discutido en París, ya que lo único que se ha hecho ha sido exponer las posiciones de los países”.

“La falta de ambición pone en enorme riesgo el acuerdo de París y, con ello, la supervivencia de muchas comunidades, tanto naturales como humanas”, agregó, antes de concluir que “existen soluciones” para combatir el cambio climático, como “un giro hacia una energía 100% renovable, la agroecología y los circuitos de producción y consumo cercanos y sostenibles”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris