Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

Prisión provisional para los fundadores de una sociedad piramidal que estafó a 50.000 personas

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 25 de octubre de 2015, 10:57 h (CET)
MADRID, 25 (SERVIMEDIA)



El juez de la Audiencia Nacional Juan Pablo González ha enviado a prisión provisional a Pilar Otero Sánchez y José Manuel Ramírez Marco, la pareja responsable de la creación y gestión de Unetenet, acusada de cometer una estafa piramidal con la que se han apropiado presuntamente de 28 millones de euros de más de 50.000 víctimas en todo el mundo.

En concreto, el juez instructor número cinco de la Audiencia Nacional imputa a ambos los delitos de estafa, integración en organización criminal y blanqueo de capitales, que pueden llegar a estar castigados con hasta 15 años de cárcel.

Los dos encausados se encontraban fuera de España y decidieron comparecer voluntariamente ante el juez, que acordó enviarlos a prisión teniendo en cuenta la gravedad de los hechos que se les imputan, el riesgo de fuga y el elevado importe de los fondos defraudados que, además, se encuentran en el extranjero para eludir la acción de la justicia. Igualmente, la encarcelación pretende impedir la destrucción de pruebas y evitar que los imputados puedan actuar contra bienes jurídicos de las víctimas.

El `unete´ es una moneda virtual equivalente a un dólar inventada en 2013 por el valenciano José Manuel Ramírez Marco, ahora en prisión. Según las estimaciones del magistrado, alrededor de 50.000 pequeños inversores, de los que 6.000 están en España, quedaron atrapadas en esta red. El pasado 15 de julio, la policía detuvo a una veintena

de dirigentes de Unetenet, la empresa que respaldaba esta supuesta divisa digital.

En esa redada no resultaron arrestados ni Ramírez ni Otero, que se encontraban fuera de España, en algún país europeo, según sospechaba la policía. Sobre el papel, dice el juez en su auto, Unetenet prometía a sus inversores triplicar sus ahorros a cambio de colocar anuncios en la red.

Las víctimas eran captadas en presentaciones multitudinarias en hoteles de lujo bajo la promesa del dinero fácil. Los beneficios se abonaban en la moneda virtual, que se presentaba como una alternativa al capitalismo financiero. El grifo de `unetes´ se cerró en abril de 2014 cuando el banco letón Rietumu congeló una cuenta de Ramírez con 28 millones de dólares en el marco de una investigación por blanqueo de capitales.

El Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional ya ha bloqueado los 28 millones de dólares de esa cuenta. Según el auto de prisión, Unetenet operaba a través de la sociedad Union Business Online LTD radicada en el paraíso fiscal de San Vicente y las Granadinas, desde donde se transferían los fondos a Malta, Rumanía y Letonia.

Sus clientes pasaban a ser “víctimas”. Se trataba de personas que buscaban alguna fuente de ingresos o trabajo a través de internet “con el anhelo de participar en algún negocio, con visos de ser legal, que le pudiera reportar beneficios”, dice el juez.

HOTELES DE LUJO

En los encuentros realizados en hoteles de lujo, se convencía a las potenciales víctimas de que una vez en la organización empezarían a generar ingresos a través del `back office´ particular de cada uno de ellos, que les daba acceso a la zona privada de Unetenet para comprobar el estado de los anuncios puestos y las ganancias conseguidas.

Esas ganancias tenían proporción directa con el `pack´ contratado por el que el `cliente´ debía desembolsar previamente su dinero. Unetenet, que sigue manteniendo abierta y activa su página web, prometía que con una inversión de 18.000 euros, se podían conseguir hasta 67.600 dólares, prorrateadas en 48 pagas semanales de 1.300 dólares, aunque todos ellos debían abonar mensualmente una cuota de 59,95 dólares.

A todos los clientes se les ofrecía la posibilidad de aumentar sus ingresos, hacer partícipes de Unetenet a conocidos, amigos y familiares. Se quedaban con un porcentaje del beneficio generado por todos aquellos clientes captados por su mediación.

Los anuncios en redes sociales se amparan en la marca Unetenet pero no ofrecen “producto, servicio informático o elemento tangible” alguno. De este modo, relata el juez en sendos autos, la estafa se produce en “dos fases”. En la primera se capta al socio/víctima que empieza a poner anuncios de captación de nuevos clientes en la red.

En la segunda fase, `Unión Business Online LTD´ cambia unilateralmente los términos de los contratos y empieza a abonar los beneficios en una moneda inventada denominada `unetecoin´ o `unete´. A partir de ese momento, las víctimas serán los encargados de “vender” la nueva moneda a otras personas para recuperar su inversión inicial.

Con este “cebo”, continúa el juez, los responsable de Unetenet consiguen “embaucar y engañar a miles de usuarios que nunca podrán recuperar su aportación inicial”, puesto que la moneda virtual “no tiene soporte económico ni posibilidad de monetización”.

Unetenet sigue teniendo activa su página oficial en internet encabezada por el lema “tu éxito desde casa” y ofreciendo a sus potenciales víctimas que tengan su “propio negocio y realizarlo desde casa”.



Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris