Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

España es el decimotercer país del mundo con menos mortalidad en carretera

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 19 de octubre de 2015, 10:01 h (CET)
- Los accidentes de tráfico matan a 1,25 millones de personas al año, según la OMS

MADRID, 19 (SERVIMEDIA)



España se sitúa como el decimotercer país del mundo y el quinto de la UE con la tasa de mortalidad más baja por accidentes de tráfico, con 3,7 víctimas mortales por cada 100.000 habitantes, según el ‘Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial 2015’, elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y hecho público este lunes.

Este informe, el tercero que publica la OMS con el fin de evaluar la seguridad vial en el mundo y al que tuvo acceso Servimedia, incluye datos de 180 países relativos a 2013 y concluye que los accidentes de tráfico provocan la muerte de cerca de 1,25 millones de personas cada año, una cifra que permanece prácticamente estancada desde 2007, y son la principal causa de fallecimiento entre los jóvenes de 15 a 29 años.

La pequeña relación de países que mejoran la tasa de mortalidad vial de España la forman Mónaco (0,0), Micronesia (1,9), Suecia (2,8), Kiribati y Reino Unido (2,9), San Marino (3,2), Suiza (3,3), Países Bajos (3,4), Dinamarca y Maldivas (3,5), e Israel y Singapur (3,6). Por el contrario, los más inseguros del mundo para circular por carretera son Libia (73,4), Tailandia (36,2), Malawi (35,0), Liberia (33,7), República Democrática del Congo (33,2), Tanzania (32,9), República Centroafricana (32,4) e Irán y Ruanda (32,1).

Otra lectura es que España ocupa el quinto puesto de la UE con la tasa de siniestralidad más baja (sólo por detrás de Suecia, Reino Unido, Países Bajos y Dinamarca), el quinto entre los países con más de cinco millones de vehículos registrados (superada por Suecia, Reino Unido, Suiza y Países Bajos), el octavo de los que tienen más de cinco millones de habitantes (Suecia, Reino Unido, Suiza, Países Bajos, Dinamarca, Israel y Singapur) y el décimo entre las naciones de renta alta (Mónaco, Suecia, Reino Unido, San Marino, Suiza, Países Bajos, Dinamarca, Israel y Singapur).

En relación al informe anterior de la OMS, de 2013, España avanza posiciones, ya que entonces tenía una tasa de mortalidad de 5,4 víctimas mortales por cada 100.000 habitantes y era el 21º país del mundo en términos absolutos (por detrás de San Marino, Micronesia, Maldivas, Islandia, Suecia, Gaza y Cisjordania, Andorra, Reino Unido, Malta, Holanda, Noruega, Suiza, San Vicente y las Granadinas, Alemania, Dinamarca, Irlanda, Israel, Finlandia, Singapur y Japón), el octavo con más de cinco millones de vehículos registrados, el noveno de la UE, el undécimo con más de cinco millones de habitantes y el decimoséptimo de los de renta alta.

“COSTE INACEPTABLE”

Por otro lado, la OMS destaca en su informe que el número de fallecidos por accidentes de tráfico se ha estabilizado desde 2007, pese a lo cual se han producido avances en este ámbito, ya que entre 2010 y 2013 creció un 16% el número de vehículos de motor y un 4% la población mundial. De hecho, en esos cuatro años un total de 79 países han reducido la cifra absoluta de víctimas mortales en carretera, que, por el contrario, ha aumentado en 68 naciones.

A pesar de ello, la directora general de la OMS, Margaret Chan, señala en el prólogo de la publicación que “las muertes por accidentes de tráfico tienen un coste inaceptable, sobre todo en las personas pobres de los países pobres”. “Nos estamos moviendo en la dirección correcta. El informe muestra que las estrategias de seguridad vial están salvando vidas. Pero también nos dice que el ritmo del cambio es demasiado lento”, añade.

Esta agencia de la ONU subraya que los usuarios de las carreteas de todo el mundo están protegidos de forma desigual, puesto que el riesgo de morir en un accidente de tráfico depende de dónde vive y cómo se mueve la gente. Así, aún existe una gran diferencia entre los países ricos de los de rentas media y baja, puesto que en estos últimos se produce el 90% de las muertes, pese a tener el 54% de los vehículos del planeta. Además, los Estados más ricos de Europa tienen las tasas de mortalidad más bajas del mundo, mientras que África es el continente con la más alta.

Los países con más éxito en la reducción del número de muertes de tráfico, entre ellos España, han mejorado su legislación y han hecho que las carreteras y los vehículos sean más seguros. Así, 17 de ellos (en los que viven 409 millones de personas, esto es, un 5,7% de la población mundial) han incluido en los últimos tres años mejoras legislativas de al menos uno de los siguientes cinco factores de riesgo: el exceso de velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol, el casco entre los motoristas, el uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil.

Por ejemplo, un total de 105 países obligan a llevar el cinturón de seguridad para todos los ocupantes (lo que abarca al 67% de la población del planeta), 47 limitan la velocidad en las ciudades a un máximo de 50 km/h y con autonomía de los ayuntamientos para reducirla, y 34 cuentan con tasas de alcoholemia iguales o inferiores a 0,05 gramos de alcohol por decilitro de sangre y menores o iguales a 0,02 g/dl para los conductores jóvenes y noveles.

Además, un total de 44 países incluyen en su legislación el casco obligatorio para motoristas y pasajeros, y 53 cuentan con normas sobre sillitas infantiles basadas en la edad, la altura o el peso, así como restricciones para los menores a la hora de ocupar el asiento del copiloto.

USUARIOS VULNERABLES

Por otro lado, el informe propone dedicar más atención a proteger a los usuarios más vulnerables de las vías, ya que motoristas, peatones y ciclistas engloban al 49% de las muertes viales, y a mejorar la seguridad de los vehículos.

En cuanto a los motoristas, representan un 23% de todas las muertes por accidentes de tráfico, lo que es un problema cada vez mayor en algunas regiones, como en América, donde se elevó del 15% al 20% entre 2010 y 2013, y en el sureste de Asia y el Pacífico occidental, donde representan un tercio de las víctimas mortales en carretera. Los peatones y los ciclistas también necesitan mayor protección, puesto que suponen un 22% y un 4% de las muertes mundiales, respectivamente.

"Mejorar el transporte público, así como desplazarse seguro a pie y en bicicleta, nos obliga a centrar nuestra atención en cómo los vehículos y personas comparten la vía. La falta de políticas dirigidas a los usuarios vulnerables de la vía está matando gente y dañando nuestras ciudades. Si hacemos viajes más seguros a pie y en bicicleta habrá menos muertes, más actividad física, mejor calidad del aire y ciudades más agradables", explicó Ettienne Krug, director del Departamento de Gestión de Enfermedades No Transmisibles, Discapacidad y Prevención de la Violencia y de las Lesiones de la OMS.

Por último, el informe señala que algunos vehículos que se venden en el 80% de todos los países del mundo no cumplen las normas básicas de seguridad, especialmente en los países de bajos y medianos ingresos, donde se produjo casi el 50% de los 67 millones de turismos nuevos en 2014.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris