Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

El Gobierno apuesta por ampliar la reserva de empleo público para personas con discapacidad

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 7 de octubre de 2015, 14:24 h (CET)
- Presenta el ‘Libro Blanco sobre acceso e inclusión en el empleo público de las personas con discapacidad’

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)



El Instituto Nacional de Administración Pública (Inap) presentó este miércoles en Madrid el ‘Libro Blanco sobre acceso e inclusión en el empleo público de las personas con discapacidad’, que aboga por incrementar la reserva de este tipo de empleo para los aspirantes con discapacidad, por considerar que la cuota actual es “insuficiente”.

“El 5% para discapacidad general, y el 2% para discapacidad intelectual para cada oferta de empleo público se ha mostrado como una reserva escasa si lo que se pretende es alcanzar el objetivo del 2% del total de efectivos en las Administraciones Públicas”, indica el libro, que plantea también “una reserva para mujeres con discapacidad”.

El texto se presentó en un acto conducido por Francisco Botía, director general de ILUNION Capital Humano, quien informó de que este Libro Blanco no está cerrado, ya que admitirá aportaciones durante seis meses, a través del sitio web ‘todostenemostalento.org’.

El acto, conjunto entre el Inap, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y Fundación ONCE, contó con la participación de Manuel Arenilla, director del Inap; Alberto Durán, vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, y Luis Alonso, gerente del Cermi, y con la presidencia en la clausura del secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta.

En su intervención, Beteta aseguró que el libro que hoy se presenta servirá “de hoja de ruta” a las políticas del Ministerio de Hacienda y, en concreto, a su secretaría que, como el resto del Gobierno, ha apostado y apostará por abandonar el concepto paternalista de la discapacidad y por impulsar medidas “activas, no pasivas”, para mejorar la inserción laboral de este colectivo.

Por su parte, Arenilla admitió que la Administración General del Estado no logra cubrir el 30% de las plazas reservadas a personas con discapacidad y se preguntó, a raíz de esta afirmación, cuánto talento se está perdiendo.

“Es cierto”, añadió, “que necesitamos revisar el tipo de pruebas (…) y formar en discapacidad a los tribunales”, pero no lo es menos que “tendremos que hacer muchas más cosas”, cambiando para ello y en primer lugar la óptica de la observación.

Arenilla abogó también por cumplir las normas existentes antes de redactar unas nuevas, algo para lo que, se mostró convencido, es necesario cambiar la óptica de observación y tratar a las personas con discapacidad como a las demás.

Y para ello, afirmó Alberto Durán, la Administración Pública “debe ser un estandarte de la plena inclusión social, de la igualdad de acceso y de la accesibilidad universal”.

Las personas con discapacidad, agregó, pueden aportar mucha diversidad, algo que enriquecería la realidad de las administraciones públicas, que han de recordar que este colectivo supone el 10% de la población.

Finalmente, el representante del Cermi señaló que las políticas de empleo para personas con discapacidad precisan de la implicación de todos los actores, sociales y políticos, por lo que consideró que este libro será de gran utilidad.

Destacó el hecho de que el texto no exponga solo realidades, sino que incluya recomendaciones, y afirmó que no es la conclusión de nada, sino el principio de todo.

LIBRO BLANCO

Como indicó Alonso, el libro cuenta con una serie de recomendaciones entre las que figuran la revisión de la cuota de reserva de empleo para personas con discapacidad en tres vertientes: la encaminada a aumentar el porcentaje de esa reserva, la destinada a ampliar los cuerpos y escalas en los que se dejan plazas para aspirantes con discapacidad y la que se propone cambiar los criterios de distribución de plazas reservadas para las personas con discapacidad intelectual.

Además, el manual habla de fijar un plazo para alcanzar el porcentaje del 2 por ciento de personas con discapacidad entre los efectivos totales en cada Administración Pública, que sitúa en 2020, y de mantener en futuras convocatorias las plazas reservadas para empleados con discapacidad no cubiertas en anteriores procesos selectivos.

Igualmente, aconseja elaborar una guía de buenas prácticas para el desarrollo y contenido de las pruebas de acceso que pueda servir como fundamento de actuación a todas las administraciones públicas.

El ‘Libro Blanco sobre acceso e inclusión en el empleo público de las personas con discapacidad’ es fruto de un convenio firmado en 2014 por el Instituto Nacional de Administración Pública con el Cermi, Fundación ONCE y FSC Inserta, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris