Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

Cae en Valencia una banda que usaba rituales de ‘vudú-yuyu’ para prostituir a mujeres nigerianas

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 6 de octubre de 2015, 17:22 h (CET)
MADRID, 06 (SERVIMEDIA)



La Policía Nacional ha desarticulado en Valencia una organización criminal que explotaba sexualmente por toda España a mujeres nigerianas, que eran sometidas a rituales de ‘vudú-yuyu’ para garantizar su sometimiento y evitar su huida.

Según informó la Policía, se ha logrado localizar y detener a los tres miembros principales de este entramado y desarticular completamente la organización.

La actividad delictiva de los detenidos se expandía por varias provincias y contaba, incluso, con infraestructura en barrios periféricos de Madrid, donde disponían de varios pisos para dotar a las víctimas de un primer alojamiento a su llegada a España.

Las mujeres eran captadas en Nigeria con falsas promesas de trabajo en Europa, que se les decía las permitirían tener un futuro mejor tanto a ellas como a sus familias. Antes de viajar a Europa, la banda sometía a las mujeres a complejos rituales de ‘vudú-yuyu’ para conseguir la absoluta subyugación de las mismas a los deseos de la organización ilegal.

La investigación se inició cuando los agentes detectaron la existencia de un grupo de ciudadanos de nacionalidad nigeriana que se encontraban afincados en la comunidad de Valencia. Tras realizar las primeras pesquisas, averiguaron que este grupo llevaba operando en España desde, al menos, el año 2008.

PAGAR LA “DEUDA”

Una vez avanzada la investigación, los agentes averiguaron que la organización siempre seguía el mismo modus operandi, captaban a mujeres en su país de origen bajo falsas promesas de trabajo en Europa y una mejor calidad de vida.

Una vez engañadas y al objeto de comprobar la supuesta idoneidad de las candidatas, se les realizaba un ritual pseudo-religioso, conocido como “vudú-yuyu”, para asegurarse su sometimiento. Los miembros del grupo se aprovechaban de las profundas creencias que las víctimas tenían en la eficacia de estos ritos y de esta forma la organización conseguía que juraran que pagarían íntegramente la deuda exigida.

Además, con este ritual pretendían garantizarse que las víctimas no denunciarían nada de lo que ocurriese a las autoridades; y que no tratarían de escapar de los dominios de la organización. Finalizado el ritual y antes de ser trasladadas a Europa por vía aérea, se les facilitaba un alojamiento en el domicilio de la madre de uno de los integrantes de la organización.

Para realizar el viaje con éxito uno de los componentes de la organización, el conocido como “Guide-Man”, les facilitaba un pasaporte nigeriano con residencia en un país de la Unión Europea. Esta persona sería también quien se encargaría de obligar a las víctimas a prostituirse en diferentes provincias de España.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris