Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Describen el funcionamiento de una proteína del VIH clave para bloquear la infección

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 22 de mayo de 2015, 12:22 h (CET)
MADRID, 22 (SERVIMEDIA)



Un estudio liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha identificado el funcionamiento de una proteína del virus del sida responsable de la fusión de sus membranas con las de la célula huésped, proceso clave en el inicio de la infección. Este descubrimiento podría abrir nuevas vías para el tratamiento de la enfermedad, en especial para el desarrollo de vacunas e inhibidores.

Publicado este viernes en la revista ‘The Journal of Biological Chemistry’, el trabajo describe cómo las glicoproteínas gp120 y gp41 del VIH experimentan varios cambios estructurales durante el proceso de fusión con las membranas de la célula huésped.

Ambas licoproteínas intervienen en la respuesta del sistema inmunitario frente a la infección viral, ya que la unión de ciertos anticuerpos a ellas impide que se produzca la fusión de las membranas entre célula y virus. De este modo, se lograría bloquear el proceso de infección por VIH en su etapa inicial.

la investigadora del CSIC María Ángeles Jiménez, del Instituto de Química Física Rocasolano, explicó que “en este trabajo hemos determinado por primera vez la estructura de una región de la gp41, que consta de dos hélices separadas por un segmento flexible”.

También han descubierto que la región externa próxima a la membrana y la región transmembrana de la glicoproteína forman una única hélice ininterrumpida.

Según Jiménez, estos datos “nos permiten proponer un modelo para el mecanismo de fusión de las membranas y explicar cómo se generan ciertos anticuerpos que neutralizan al virus”.

El estudio, desarrollado con espectrómetros de resonancia magnética nuclear de alto campo del CSIC, es fruto de una colaboración entre científicos del Instituto de Química Física Rocasolano; de la Unidad de Biofísica, mixta de la Universidad del País Vasco y el CSIC, y de la Universidad de Tokio (Japón).

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris