Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

El Supremo rechaza devolver la pensión alimenticia a un hombre que resultó no ser el padre, para no perjudicar al menor

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 21 de mayo de 2015, 14:14 h (CET)
MADRID, 21 (SERVIMEDIA)



La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha rechazado en una sentencia conocida hoy la devolución a un hombre de las cantidades satisfechas en concepto de pensión de alimentos a una niña, tras comprobarse que no era el padre biológico de la menor.

La sentencia destaca que los supuestos de retroactividad del Código Civil, cuando operan, lo hacen en beneficio del menor y nunca en su perjuicio.

Un Juzgado de Primera Instancia de Tarancón dio la razón al hombre y condenó a su exmujer y madre de la niña a devolverle 17.852 euros que él había pagado en concepto de pensión de alimentos entre diciembre de 2002, fecha del convenio regulador de la separación matrimonial, y el 23 de marzo de 2009, fecha en la que se declaró judicialmente la inexistencia de relación filial alguna.

La Audiencia Provincial de Cuenca revocó esa decisión y absolvió a la exmujer del reembolso de dinero alguno, decisión que ha sido confirmada ahora por el Tribunal Supremo.

La sentencia, de la que es ponente el magistrado José Antonio Seijas Quintana, se decanta por la posición existente en las audiencias provinciales que considera que, mientras no se declare judicialmente que el padre no lo es, no resulta de aplicación el cobro de lo indebido, pues hasta entonces los alimentos han de considerarse como debidos.

Tras analizar los requisitos necesarios de la acción (pago efectivo, falta de causa y error), la Sala pone de relieve el riesgo de trasladar determinadas acciones al ámbito del derecho de familia, que dispone de sus propias reglas.

La Sala considera, en aplicación de su jurisprudencia y de la legalidad vigente, que los alimentos no tienen efectos retroactivos, no se devuelven,

dada la finalidad a la que sirven de protección a un menor, configurada como obligación legal. Los pagos se hicieron como consecuencia de una

obligación legal, existiendo por tanto justa causa, y esta obligación se mantiene hasta que se destruye la realidad biológica mediante sentencia.

La sentencia recoge determinados supuestos de retroactividad del Código Civil y valora que cuando operan lo hacen en beneficio del menor, pero nunca en su perjuicio. Confirma así la sentencia de la Audiencia Provincial de Cuenca, que revocó la del juzgado de primera instancia que sí había estimado la pretensión del progenitor. La decisión adoptada cuenta con dos votos particulares.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris