Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Autonomías

Madrid. Botella se marcha con los compromisos "razonablemente cumplidos"

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 15 de mayo de 2015, 14:22 h (CET)
- "He sentido el afecto y el apoyo de los madrileños mucho más de los que algunos pueden imaginar"

- Augura una "nueva época dorada" para la ciudad tras haber cuadrado las cuentas

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)



La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, afirmó este viernes que se marcha del Ayuntamiento de la capital con los compromisos que adquirió al principio del mandato "razonablemente cumplidos" y con la satisfacción de "cuadrar las cuentas" en una época de crisis económica.

Botella lanzó este mensaje durante el acto de entrega de las Mellas de Oro de la ciudad con motivo de la festividad de San Isidro, que en la edición de este año recayeron sobre el doctor Pedro Guillén, la gastronomía madrileña, los mecenas del arte y la Real Academia de la Lengua.

Durante el acto, Botella estuvo arropada por su marido, el expresidente del Gobierno José María Aznar; por la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría; por la delegada del Gobierno, su amiga Concepción Dancausa; y por sus predecesores en el cargo Alberto Ruiz-Gallardón y José María Álvarez del Manzano.

En el discurso, que la alcaldesa definió como una de sus últimas apariciones antes de abandonar el cargo tras las elecciones del 25 de mayo, Botella destacó que en estos años ha conseguido "reducir la deuda un 45%", racionalizar los gastos hasta el punto de que "hoy no gastamos más de lo que ingresamos" y "bajar por primera vez en una década los impuestos en un 10%".

Aseguró que todo esto lo ha hecho desde su "firme voluntad" de cumplir el compromiso que adquirió al tomar posesión como alcaldesa y desde su "profundo respeto hacia los ciudadanos".

SEDE DE CIBELES

Además, reivindicó la sede del Ayuntamiento en el Palacio de Cibeles, que Esperanza Aguirre pretende vaciar y trasladar a la antigua Plaza de la Villa, al considerar que es una sede "única y moderna" que los madrileños "han hecho suya más allá de su condición de sede administrativa".

Botella hizo balance de una "trayectoria política coherente y honrada" y agradeció la "lealtad, sacrificio y perseverancia" de las personas que la han acompañado en la Alcaldía durante estos años, así como a los empleados del Ayuntamiento.

Subrayó que Madrid ha dado "un ejemplo demostrando que la normalidad y el respeto institucional puede mantenerse incluso en tiempos de crisis", convencida de que el Ayuntamiento "no ha sido instrumento de nada ni de nadie salvo los intereses de los vecinos".

"Toda nuestra dedicación ha sido para la ciudad y nada más que para la ciudad. De principio a fin hemos trabajado en Madrid, por Madrid y para Madrid", enfatizó. "Y he sentido el afecto y el apoyo de los madrileños mucho más de los que algunos pueden imaginar".

NUEVA ÉPOCA DORADA

Botella auguró una "nueva época dorada" para la ciudad de Madrid en los próximos años y tuvo palabras de elogio para los premiados. Ellos previamente habían manifestado su cariño hacia la alcaldesa, en especial el doctor Pedro Guillén, quien la definió como "una mujer ahorradora, inteligente y amable que se va por la puerta grande".

Guillén afirmó al recoger la Medalla de Oro que Madrid es "la ciudad más amable y más solidaria del mundo" porque él llegó procedente de Murcia "con una mano delante y otra detrás" con el objetivo de conseguir "un puñado de gloria".

Por su parte, el cocinero Lucio recogió la medalla en nombre de la gastronomía madrileña con un sentimiento profundo hacia su ciudad. "A mí Madrid me lo ha dado todo y no tengo más remedio que dar las gracias a todos los que estan en Madrid y pasan por Madrid".

A continuación subieron a recoger la medalla Carlos Fitz-James Stuart, Helga de Alvear, Fernando Maseveu y Juan Abelló como mecenas en la capital de España, por su contribución al arte con galerías y exposiciones de gran prestigio internacional.

En su discurso, Abelló comentó que había nacido en Madrid y que aquí había crecido e ido al colegio. "No querría vivir en ningún otro sitio del mundo por ningún dinero ni por ninguna otra cosa", sentenció con tono emocionado.

Por último, el presidente de la Real Academia de la Lengua, Dario Villanueva, agradeció "de corazón" la Medalla de Oro que el Ayuntamiento concede a esta institución y apuntó que "representa el mejor colofón de nuestro tricentenario".

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris