Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

Cataluña. Diputados del Parlament piden la normalización del catalán en las administraciones

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 12 de mayo de 2015, 18:20 h (CET)
MADRID, 12 (SERVIMEDIA)



Representantes del Parlamento de Cataluña reclamaron este martes en el Congreso de los Diputados la normalización del uso del catalán en las administraciones públicas de esta comunidad.

Estas declaraciones tuvieron lugar en el Pleno del Congreso, donde los diputados del Parlamento de Cataluña Elena Ribera i Garijo, Gemma Calvet i Barot y Salvador Milà i Solsona presentaron la toma en consideración en la Cámara de la modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial y otras normas conexas, en materia de derechos lingüísticos en el ámbito de la justicia.

Ribera i Garijo lamentó que la Justicia continúe siendo impermeable, al mismo tiempo que se apenó de que en 2013 sólo el 12,4% de las sentencias se dictaran en catalán cuando el presupuesto lingüístico en ese año “fue suprior a 93 millones de euros”. “Venimos a pesar de los pesares, a ver si esta vez tenemos más suerte. Es natural que un catalán se exprese en su lengua, y que también lo quiera hacer delante de un Tribunal”.

Por su parte, Gemma Calvet i Barot pidió justicia para el catalán, ya que a los ciudadanos de Cataluña les resulta “irónico” que se apele desde el Congreso de los Diputados al respecto. “Nosotros vamos hacia delante, nuestra lengua, nuestra cultura y nuestra justicia. Tenemos lengua y derecho propio. Tenemos derecho a ser atendidos en catalán. Existimos. Cataluña se pronunciará sobre su futuro político, acéptenlo. No hay justicia sin lengua propia”, argumentó.

Por su parte, Salvador Milà i Solsona dijo que hay que defender esta iniciativa de sentido común, no sólo en Cataluña, sino también en Euskadi, Galicia o Navarra, al mismo tiempo que reivindicó que no se les trate como a extranjeros en su propio país.

“INTOLERANCIA A ESPAÑA”

La diputada del Grupo Parlamentario Popular Dolors Montserrat defendió que ella es catalana, pero que ama España desde su partido. Para ella, el catalán “es un complemento que me aporta todo y no me resta nada” y también se siente bilingüe, ya que “es un regalo de mis padres con mucho esfuerzo y de mi país”.

“Estoy cansada pero no agotada”, indicó, al lamentar que el nacionalismo quiera “levantar muros físicos y lingüísticos en un mundo cada vez más abierto”. Cataluña, agregó, “no es sólo de los nacionalistas. No es patrimonio exclusivo de ustedes. Ustedes tienen quizá miedo a la libertad. Tienen intolerancia a España. No quiero huir de la democracia, fuera de ella sólo hay caos y totalitarismos. Nos quieren condenar al monolingüismo”, sentenció.

A este respecto, exigió no convertir la lengua propia, como el catalán en Cataluña, en lengua preferente. “Defenderemos el catalán en Cataluña y el castellano en toda España”, apostilló.

ESTANCAMIENTO

El diputado socialista Álex Sáez hizo referencia al principio de su alocución a lo que consideró es el “problema de fondo” en esta cuestión, que es que “pese al grado de protección de las lenguas cooficiales, no existe un conocimiento pleno” de las mismas. “Lejos de avanzar, se produce un retroceso en el uso de estas lenguas”.

“Existe un estancamiento del uso. Ello obedece a la imposibilidad de obligar el uso de la lengua en la administración catalana. Resulta imprescindible una solución al uso de la lengua catalana por parte de jueces y fiscales y el derecho propio”, continuó.

El diputado de CiU Jordi Jané comenzó su intervención diciendo que “una vez más" el Parlamento de Cataluña plantea "el cumplimiento del necesario ejercicio" de los derechos de los ciudadanos. “En Cataluña hay una lengua oficial propia”, que es el catalán, junto con el catellano, por lo que “es necesario” que los servicios públicos conozcan ambas lenguas.

“No es normal que de cada 100 sentencias, un 12% se hagan en catalán”, lamentó, para instar al resto de la Cámara a apoyar esta iniciativa y a presentar enmiendas para “ajustarla”. “No demos un portazo. Queremos respetar las lenguas oficiales, la lengua catalana y la lengua castellana”, subrayó.

El portavoz del Grupo de IU, ICV-EUiA, Cha: La Izquierda Plural en el Congreso de los Diputados, Joan Coscubiela, dijo que esto no es un conflicto, sino un reconocimiento de los derechos. Explicó que lo que hay que pedir a los jueces es que, si se les habla en catalán, lo entiendan. “Ustedes no van con derechos, van con imposiciones. El derecho a hablar catalán es un derecho constitucionalmente protegido”, indicó.

El diputado de UPyD Carlos Martínez Gorriaran manifestó que lo que realmente recoge esta iniciativa es poner el catalán como “requisito indispensable” para ser juez y jurado, lo que a su juicio insiste en una “normalización” sobre el derecho de las lenguas, que al final lo que quiere es “cargarse” la igualdad jurídica.

“Es una aberración jurídica, política y democrática. Lo que ustedes quieren hacer es expulsar de Cataluña el castellano de la Administración de Justicia, y en realidad lo que están acabando es con la igualdad de derechos y la igualdad jurídica de los ciudadanos”, puntualizó. Además, vio “curioso” que esta iniciativa venga de una comunidad “con tantos casos de corrupción” que son “escandalosos”.

Onintza Enbeita, de Amaiur, agradeció, en nombre de los ciudadanos vascos, que se haya traído este debate a la Cámara Baja, porque denunció que “es muy difícil” tener un proceso judicial en euskera en el País Vasco. “A veces los formularios a rellenar están en las dos lenguas. Siempre hay alguna traba que garantiza que nuestros derechos lingüísticos no se respetan”, agregó.

“Para nosotros el euskera es nuestra lengua nacional. Y la única manera de conseguirlo es teniendo nuestra propia nación”, apeló de esta manera a la independencia del pueblo vasco para garantizar así el uso de su lengua.

“NO SOMOS ARGELINOS DE LA ÉPOCA DE LOS 50”

Por su parte, el diputado de ERC Joan Tardà apostó por esta iniciativa, que aseguró ha defendido en “muchas ocasiones” desde la Tribuna del Congreso. A este respecto, argumentó que sólo el 13% de las sentencias se redactan en catalán, lo que, a su parecer, es el resultado de una política de “aniquilamiento lingüístico”.

Dijo que no puede aceptarse que los jueces no conozcan el derecho civil propio y reivindicó que los catalanes “no somos argelinos de la década de los 50 del siglo pasado”, y que “a ver si se enteran de una puñetera vez” que no pueden referirse al catalán con “monumentos a la imbecilidad y a la catalanofobia”.

Por último, la parlamentaria del BNG Olaia Fernández Dávila, lamentó que sólo el 5% de las resoluciones judiciales estén en gallego, y reivindicó que todos los ciudadanos tienen derecho a recibir en su lengua este tipo de información.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris