Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

24-M. Rivera quiere que Ciudadanos “reconstruya lo que cayó sin tirar lo que queda en pie”

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 8 de mayo de 2015, 00:30 h (CET)
MADRID/BARCELONA, 08 (SERVIMEDIA)



El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, definió hoy el papel que pretende encarnar su partido frente al PP, el PSOE y Podemos como alguien que “reconstruya lo que cayó sin tirar lo que queda en pie”, en un discurso con referencias a la Transición y a la naturaleza catalana y constitucionalista de la formación.

En el acto de apertura de la campaña electoral en Barcelona, Rivera aventuró que “faltan sólo 15 días para que España pida cambio”, no tanto por los datos del barómetro del CIS publicado hoy sino porque percibe que “los españoles quieren volver a ser responsables de su futuro”, implicándose en la vida pública como cree que es su obligación.

Dijo que ha visto colas por entrar en actos de Ciudadanos, a jóvenes deseando cumplir los 18 años para poder votarles y a gente que vivió la Transición volviéndose a ilusionar, y lo atribuyó a que Ciudadanos está “en el lugar adecuado, en el momento adecuado y con el proyecto y las ideas adecuados”.

En concreto, el equilibrio entre libertad e igualdad, los valores constitucionales y la regeneración política, que aseguró que ya estaban en el manifiesto fundacional del partido en Cataluña en 2005. “No nos hemos movido un ápice, sólo hemos hecho kilómetros”.

“Aquí empezó todo y se sigue liderando el cambio desde Barcelona”, proclamó, burlándose de quienes critican el origen catalán de Ciudadanos y de quienes en Cataluña no les perdonan que se sientan también españoles.

En este sentido, Rivera presumió de haber logrado dos imposibles: forjar un proyecto para España desde Cataluña y acercarse a la victoria electoral en esta comunidad sin aplicar un discurso específico distinto al que expone en el resto de España, porque a todos los españoles les preocupan las mismas cosas.

El presidente de Ciudadanos marcó distancias tanto de los partidos tradicionales como de quienes “saben más destruir que construir”, en alusión a Podemos, porque España necesita “alguien que reconstruya lo que cayó y no tire por el suelo lo que queda de pie.”

LA TRANSICIÓN COMO REFERENTE

En este sentido, reivindicó la Transición y hasta detectó en esa época precedentes de Ciudadanos en los líderes que pensaron más en España que en su partido, aunque algunos correligionarios no les comprendieran, porque “el poder sólo sirve para cambiar las cosas”.

Es lo que pidió a sus candidatos en todo el país y lo que aseguró que se ha hecho en Andalucía, donde dijo que “se está demostrando que se puede querer un cambio profundo y a la vez dar estabilidad al país”, dialogar pidiendo acuerdos sobre propuestas y no puestos en el gobierno.

“El camino más difícil a veces es el correcto”, dijo Rivera citando otra vez a Adolfo Suárez y reivindicando haberse puesto contra el nacionalismo oficial en Cataluña y contra el bipartidismo en toda España.

Las últimas palabras de Rivera fueron para ensalzar a la candidata de Ciudadanos a la Alcaldía de Barcelona, Carina Mejías, de quien elogió su “visión cosmopolita de Cataluña” frente a quienes han querido convertirla sólo en una capital independentista todas cuyas fiestas ser convierten en actos identitarios.

Antes que Rivera, Mejías había indicado que, por primera vez desde el inicio de la democracia, se da la “oportunidad de un cambio sensato”, en toda España, de la cual la capital catalana es “una de sus piezas fundamentales”. Invocó a todos aquellos que se sienten a la vez catalanes y españoles y advirtió de que aquéllos que pretendan enfrentarnos van a acabar “autoexcluidos”.

Mejías, que se refirió al barómetro del CIS señalando que acerca a Ciudadanos un poco más a la victoria, mencionó a los jóvenes, a los mayores, a los parados y a los inmigrantes como colectivos a los que se dirigirá su política.

Además, llamó a no apostarlo todo al turismo y a hacer de Barcelona un espacio de neutralidad política que reciba grandes evento, al que se reconozca por sus condiciones de vida y donde “nadie se sienta excluido” por razones ideológicas.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris