Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

Cataluña. Rajoy promete “no dejar tirado” a ningún catalán frente al “viaje a ninguna parte” de Mas

Agencias
@DiarioSigloXXI
sábado, 29 de noviembre de 2014, 14:59 h (CET)
- Pide “respeto” a Artur Mas y rechaza su “país de lista y partido único al servicio de una sola causa”

BARCELONA, 29 (SERVIMEDIA/IRENE RIVAS, ENVIADA ESPECIAL)



El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, viajó este sábado a Barcelona casi seis meses después de hacerlo por última vez y por primera vez tras el 9-N para defender su gestión y trasladar a los catalanes que el Gobierno central “no dejará tirado a ningún español”.

Rajoy enfrentó este compromiso al “viaje a ninguna parte” que propone el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, como hoja de ruta con unas elecciones plebiscitarias con “lista única y un partido único al servicio de una sola causa”.

El presidente del Gobierno lanzó este mensaje durante la clausura de la ‘Jornada estabilidad y buen gobierno en las corporaciones locales’ que el PP ha celebrado en Barcelona y en la que estuvo arropado por los ministros Luis de Guindos, Fátima Báñez, José Manuel Soria, Ana Pastor y el catalán Jorge Fernández-Díaz, además de por varios presidentes autonómicos.

“No voy a dejar tirado a ningún ciudadano español piense lo que piense”, trasladó Rajoy a los catalanes tras defender que Cataluña ha podido hacer frente a la crisis económica gracias al Gobierno central porque, criticó, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, “lleva cuatro años con déficit de Gobierno por no hablar de desgobierno”.

Rajoy reprochó a Mas que, después de 50 meses sin trabajar por los catalanes y de “agitar la ensoñación de la independencia como la arcadia feliz”, ahora plantea una hoja de ruta “de 18 meses de viaje más a ninguna parte”.

“Después de las elecciones de 2010, de 2012, del simulacro de 2014, ahora se pretenden unas elecciones llamadas plebiscitarias en marzo del año 2015, luego una Constitución ilegal, más tarde un referéndum ilegal y a continuación otras elecciones, de no se sabe qué tipo, en 2016”, ironizó.

El presidente del Gobierno, que aseguró en Barcelona que el 9-N fue “un fracaso en toda regla ateniéndonos a sus propias cifras”, criticó que “nunca un gobernante en la historia había perdido tanto el tiempo ni se lo había hecho perder a los ciudadanos ni había generado tanto inestabilidad”.

Además, aseguró que el Ejecutivo conocía “la gran operación de propaganda internacional que tenían preparada” la Generalitat de cara al 9-N y que “se vino abajo sin ruido”. “Era mi obligación conocerla”, afirmó.

RESPETO Y UNIDAD

Con todos esos elementos, Rajoy reclamó a Mas “un poco de respeto” por Cataluña. “Hablo en Cataluña, Cataluña no puede ser un país de listas únicas, partidos únicos y políticas únicas al servicio de una sola causa”, advirtió Rajoy ante el planteamiento de pacto hecho por Mas a ERC y el resto de fuerzas proconsulta.

“Conozco Cataluña, hablo con muchos catalanes y sé que es muy plural y nadie tiene derecho a hablar en nombre de toda Cataluña, nadie”, dijo para decir que “menos que nadie un gobernante que ha decidido ignorar a dos de cada tres catalanes”.

En cuanto a su hoja de ruta, Rajoy defendió que el Gobierno “siempre ha defendido el diálogo dentro de la ley” y que va a “eschuchar a todo el que quiera hablar” con él, pero avisó de que no va “a permitir que se ponga en tela de juicio la unidad de España y el derecho de todos los españoles a decidir lo que quieren que sea su país ni tampoco que se juegue con la igualdad y los derechos fundamentales”.

“Voy a defender aquello en lo que creo. Así entiendo hacer política, llevo 34 años, voy a explicarlo con razones, argumentos, diálogo y legalidad”, dijo para reprochar a los que llaman “hacer política a saltarse la ley”. “Ahí que nadie cuente conmigo”, aseguró frente a las voces críticas que cuestionan su postura.

A los suyos les reclamó que digan que quieren ser “catalanes y españoles”. “No queréis que unos calatanes puedan quitaros el derecho a ser españoles y europeos”, afirmó.

Además, Rajoy defendió que lo que España y Cataluña necesitan es “sentido común, reformas y gobierno” y que el Ejecutivo seguirá “colaborando con todas las administraciones para atender los problemas reales”.

Rajoy sumó a la “sinrazón de unos”, la “ambigüedad de otros” en referencia a la postura del PSOE y el PSC. “Esos que tienen un pie en cada orilla y, si no fuera porque existís ya tendrían los dos pies en el otro”, trasladó a los suyos.

“MÁS ACOMPAÑADOS Y ESCUCHADOS”

En clave interna, Rajoy trasladó a los suyos el “orgullo” por su trabajo y su respaldo a la labor de la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, después de las críticas vertidas sobre el Ejecutivo porque, finalmente, se celebrara el proceso de participación ciudadana.

“Habéis sabido soportar la soledad y no habéis permitido que os arruguen, cada vez lo vais a hacer más acompañados, escuchados y atendidos”, se comprometió el presidente del Gobierno.

Rajoy insistió en que el PP catalán defiende “lo que es justo”, “frente a quienes lo niegan la democracia es el imperio de la ley”. “No queremos que nadie tenga que elegir entre ser catalán y español y eso no se va a producir”, les trasladó.

(SERVIMEDIA) 29-NOV-14 IRG/pai
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris