Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

La Agencia Europea Espacial califica de "hito histórico" el primer aterrizaje sobre un cometa de una sonda espacial

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 12 de noviembre de 2014, 18:37 h (CET)
MADRID, 12 (SERVIMEDIA)



La sonda Filae ha concluido con éxito su aterrizaje sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, tras un descenso de algo más de 7 horas desde su separación de la nave Rosetta, que despegó hace más de 10 años.

Según la Agencia Espacial Europea (ESA), estamos ante “un hito histórico”, puesto que es la primera vez que una sonda aterriza sobre la superficie de un cometa y “podemos estudiarlo” en profundidad.

Toda la operación de separación y descenso de la sonda ha sido retransmitida en directo por la ESA, aunque las imágenes del aterrizaje llegaron con 28 minutos de retraso, puesto que primero Filae envía imágenes al satélite Rosetta y desde él estas viajan a la Tierra.

El director de vuelo de la misión, Andrea Accomazzo, aseguró que “no se puede estar más felices que nosotros en este momento, tras verificar el éxito del aterrizaje.

De hecho, esta madrugada se descubrió que el “sistema de descenso activo”, que debía evitar el efecto rebote una vez que Filae llegase a la superficie del cometa, no funcionaba de forma correcta.

El gas frío que debía ejercer una fuerza para contrarrestar el impacto en el suelo no funcionaba, con lo que el éxito del aterrizaje de la sonda dependía en exclusiva de que los dos arpones con que está equipada aguantasen bien y le sujetasen con firmeza.

Uno de los principales riesgos del aterrizaje reside en que el suelo de la zona escogida presentaba un relieve escarpado, y dado que solo se podía confiar en los arpones, los astrónomos temían que Filae cayese en un terreno demasiado abrupto.

La opción por dicha zona se debió no obstante a su orientación hacia el Sol, necesario para que las baterías de la sonda funcionen.

A pesar de todo, los responsables de la misión en la ESA decidieron seguir adelante, después de que ayer, a las 20.00, se confirmase que Rosetta se hallaba en la órbita correcta para proceder al envío de Filae.

RETOS

Esta sonda tendrá una vida útil de tres meses aproximadamente y su batería principal cuenta con 60 horas de autonomía. Consta de 10 instrumentos con los que realizará diversas mediciones y tomará fotografías, que después transmitirá al satélite Rosetta desde donde se reenviarán a los observatorios de la ESA en la Tierra.

Entre estos, Filae dispone de sensores situados en sus arpones para detectar la dureza de la superficie; un taladro que tomará muestras del suelo; siete cámaras fotográficas (algunas están colocadas en la parte inferior); una especie de hornillo para calentar muestras y extraer gases, y un termómetro que mide la temperatura en diversos puntos.

El objetivo de la misión espacial Rosetta es conocer mejor la composición de los cometas, a fin de obtener más datos sobre su posible nacimiento y, en general, comprender mejor el surgimiento del universo y de la vida en la Tierra.

Se cree, por ejemplo, que estos astros fueron los responsables de traer agua y algunas moléculas imprescindibles para la vida a la Tierra.

La nave Rosetta, que desde agosto orbita en torno al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko tomando fotografías, permanecerá activa hasta principios de 2016 y lo acompañará en su camino hacia el Sol.

Será en agosto de 2015 cuando este cometa alcance el punto de máxima proximidad al sol. Entonces, como gran parte del núcleo se habrá sublimado (convertido en gas), su cola alcanzará 10.000 kilómetros de longitud, y Rosetta estará a solo 100 kilómetros de distancia.

EL VIAJE

La misión Rosetta despegó en marzo de 2004 y ha recorrido 6.400 millones de kilómetros por el sistema solar (40 veces la distancia entre la Tierra y el Sol).

Además, permaneció en hibernación 957 días (otro récord) en un punto muy alejado de nuestra estrella, donde no podía recibir su energía.

Tras esto, Rosetta despertó e inició un intrincado y difícil viaje hacia su cometa destino, al que consiguió alcanzar en agosto.

A partir de ahí, han viajado juntos hacia el Sol, al tiempo que Rosetta maniobraba para adecuar su órbita y poder lanzar la sonda Filae.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris