Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

ENTREVISTA “En ningún país existe el pleno empleo de las personas con discapacidad”

Agencias
@DiarioSigloXXI
sábado, 1 de noviembre de 2014, 11:04 h (CET)
Rafael González Millán, vicepresidente de Workability Europe

MADRID, 01 (SERVIMEDIA/BEATRIZ SANCHO)



Su dilatada experiencia en el ámbito internacional adquirida en el seno de la ONCE y su Fundación, le han llevado a Rafael González Millán, vicepresidente de Workability Europe y representante de su entidad en Workability International, a organizar en España la Conferencia de Workability International 2014 con enorme éxito, según los expertos internacionales que acudieron a la cita anual acaecida en la capital la semana pasada. Todos se han compartido y han debatido sobre la inclusión laboral de las personas con discapacidad. González Millán hace balance del evento en esta entrevista a la publicación ‘cermi.es semanal’ que recoge Servimedia.

¿Cuál es el balance de la Conferencia Workability International2014?

El resumen podría ser que vivimos en un mundo donde hay soluciones diferentes para situaciones diversas. Un foro como este es muy útil para conocer el tipo de experiencias que se tienen en los países respecto a la inclusión laboral y para saber cuáles son las preocupaciones y los objetivos que conducen a cada uno a trabajar y luchar.

Hay algunas cuestiones en común, aparte de las diferencias lógicas que existen. Una es que, a pesar o con independencia del nivel de desarrollo de los países, en ninguno se da una tasa alta de empleo en el sector de las personas con discapacidad. Unos países potencian de una forma la inclusión laboral y otros de otra, pero la realidad es que no hay un pleno empleo de las personas con discapacidad. Workability International, un año más, nos ha servido para debatir sobre la mejor fórmula para aumentar el empleo de las personas con discapacidad.



Y la fórmula magistral es...

No hay una única fórmula que no tenga que darse en combinación con las otras. Mientras que las tasas de desempleo entre las personas con discapacidad sean tan elevadas, deberemos combinar todas las fórmulas posibles para conseguir su inclusión laboral. Por el momento, no podemos decir que una fórmula es mala y hay que destruirla o cambiarla todas porque resulta que hay otra mejor, no.

Hay fórmulas diferentes y todas pueden ser válidas, según las situaciones y los países. También hay que considerar que las situaciones individuales de cada uno de nosotros pueden ser diferente: una persona puede requerir una solución en un país, pero puede requerir otra solución en otro.

Por otra parte, es muy interesante poner en común en unas jornadas como Workability International todas nuestras experiencias y todas las fórmulas que tenemos para que las personas con discapacidad encuentren un trabajo.



¿Existe en otros países el sistema de cuotas mediante el que se incluyen personas con discapacidad en empresas ordinarias?

Evidentemente, también hemos discutimos sobre el sistema de cuotas. Hay países que aplican cuotas y otros que no. Hoy en día existe un debate en nuestro sector muy importante sobre la conveniencia de las cuotas. La realidad nos la demuestran los países que han estado presentes aquí, en esta conferencia y es que no funciona perfectamente ni lo uno ni lo otro. Hay países que se defienden mejor sin cuota y otros que con cuota. Pero lo que está claro es que ninguno ha alcanzado el objetivo del pleno empleo y, por lo tanto, no podemos ser dogmáticos y decir una fórmula funciona mejor que la otra.



Según has dicho en una de tus intervenciones en la conferencia Workability International de este año: “Lo importante es trabajar”.

Claro. Sin embargo, hay intereses que tal vez no persigan lo mismo que nosotros. De hecho, se ha criticado mucho el empleo protegido o, dicho de otra manera, el de los Centros Especiales de Empleo (CEE) que en otros países se llama de otra manera, en general, talleres protegidos. Pero los talleres protegidos no son iguales en todos los países.

En España no dejan de ser empresas como las demás, compiten en el mercado. Y esto al hilo de lo que decía antes de que no podemos criticar ninguna fórmula de empleo porque la única verdad es que una persona con discapacidad, en un momento determinado, quiere trabajar y si le dan la oportunidad en un CEE, estará encantado porque lo que realmente quiere es ganar un salario y estar incluido social y laboralmente y deja de ser tan importante si recibe esta inclusión de un tipo de empresa u otro porque la esencial para esa persona es percibir un salario para tener una vida independiente, poder construir una familia, pensar en relacionarse con la sociedad, etc. Lo que hace que tengamos una efectiva inclusión social y laboral es que yo pueda tener mi casa, salir a comprar el pan, mi ropa, tener mi familia, etc. Para ello, la empresa es un medio, no un fin.



Háblanos del debate que se ha sostenido durante las dos jornadas de WI sobre si es bueno o no recibir ayuda pública.

Hay otro enfoque erróneo. Hay quienes se preguntan por qué se tienen que dar ayudas públicas y si tenemos derecho a recibir ayuda pública. Tenemos todo el derecho del mundo a las ayudas públicas porque aquí la gran mentira que se nos cuenta, precisamente, va en esa línea. Desde algunos grupos de interés, se dice que si las personas con discapacidad recibimos ayudas públicas para nuestra inclusión laboral y social se nos colocan en una posición de ventaja respecto a otros competidores.

¿Por qué no podemos recibir nosotros ayudas cuando solo el sector financiero ha supuesto un gasto público de miles y miles de millones de euros? ¿Dónde está el fundamento para no tener nosotros ayudas públicas cuando estas lo que hacen es compensar el elemento diferencia de la discapacidad? Y se ha de compensar en la educación, en la cultura, en todas partes, porque es la única manera de conseguir una igualdad de oportunidades.





Y hablando de igualdad de oportunidades, ¿qué tal está la inclusión laboral de la mujer con discapacidad?

Si miramos las estadísticas de todos los países observaremos que la mujer con discapacidad todavía tiene una tasa de desempleo mayor que la de los hombres. Es un proceso que estamos siguiendo, reciente. La historia no podemos acelerarla en exceso. La vida de una persona se puede entender que es larga, pero la historia es muy corta. No soy tan pesimista como otros, creo que hemos bajado la tasa de desempleo de la mujer con discapacidad en España.

Luego, por la estrechez de nuestra vida y la amplitud de la historia, ni tú ni yo veremos una equiparación perfecta social y laboralmente entre mujer y hombre.

Hay otro debate, si nosotros debemos forzar esa equiparación o no. También tenemos que apoyar o defender el derecho individual a elegir. Lo mismo que a mí me tienen que dejar la libertad para que decida lo que hago con mi vida, la mujer tiene todo el derecho del mundo a decidir. Veo más positivo el hecho de la emancipación de la mujer, que vosotras seáis las protagonistas y que no seamos los hombres lo que vengamos a decir qué es lo que hacer.

Pero sí es cierto que se tiende más a sobreproteger a la mujer con discapacidad que al hombre. Parece que a los chicos con discapacidad se les alienta a buscar un empleo, salir de casa, integrarse. En cambio, parece que las jóvenes con discapacidad no están mal ayudando en los quehaceres domésticos, sin desarrollarse profesionalmente.

Nosotros mismos, en nuestras vidas, tenemos que ser protagonistas de esa evolución para que las mujeres, si es más temprano mejor, progresivamente, consigan esa tasa de ocupación equivalente a la del hombre. Pero lo suyo es que en ese proceso no seamos los hombres los que decidamos.



No llega con nuestra decisión. La mujer con discapacidad es un colectivo vulnerable que también necesita ayuda. Es como lo de las cuotas y la ayuda pública, pero referida al género. Y dentro de la discapacidad, uno de los colectivos más vulnerables junto a la discapacidad intelectual, es el de las personas con problemas de salud mental. ¿Qué opina de su inclusión laboral?

En mis años de experiencia profesional, en los años iniciales, no escuchaba nunca que una persona con enfermedad mental trabajara. Era un colectivo ausente del mundo laboral. Sin embargo, más recientemente, las personas con enfermedad mental tienen oportunidades de empleo, normalmente desde diferentes instituciones del movimiento asociativo con el apoyo que requieren. La crisis ha supuesto un freno e incluso un retroceso.

Este colectivo es muy complejo a la hora de una actividad laboral porque necesita un apoyo público muy especializado. Si los recortes suponen que esos apoyos sean más limitados, lo van a sufrir en términos de bajas médicas, ausencias en el trabajo y sus recuperaciones puede verse ralentizadas.

Las personas con problemas de salud mental se han incorporado al mundo laboral recientemente y tienen unas problemáticas especiales. Está considerado, dentro del movimiento de la discapacidad, un sector que merece especial protección y esa es la defensa que hacemos desde el movimiento asociativo. Precisamente para las personas con problemas de salud mental se requiere aun más la concurrencia del sector público y el sector privado.





Una imagen reseñable que haya surgido durante la conferencia Workability International 2014.

Me comentaban una que salía en pantalla de un ponente de Nepal, un país muy pobre, de unas personas que habían creado, transformado artesanalmente una bicicleta para que pudiera llevar a una persona en silla de ruedas. ¡Y nosotros aquí promoviendo el taxi accesible!. Es emocionante ver esa imagen y darse cuenta de cómo la falta de recursos hace que las personas recurran a la creatividad, a la imaginación y a su voluntad para ponerla al servicio de los demás y encontrar soluciones. Convirtieron una bicicleta en una bicicleta accesible para una persona en silla de ruedas.

(SERVIMEDIA) 01-NOV-14 BSR/gja
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris