Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

El Reino Unido reconoce que espía a sus ciudadanos por Facebook, Twitter, YouTube y Google

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 17 de junio de 2014, 18:49 h (CET)
- Según reconoce la máxima autoridad antiterrorista de este país en un documento difundido por organizaciones de derechos humanos

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)



El Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno del Reino Unido, órgano de inteligencia de este país, afirma estar autorizado para interceptar indiscriminadamente las búsquedas en Internet de residentes británicos o las comunicaciones entre residentes británicos a través de Facebook, Twitter, YouTube y Google.

Así lo reconoce Charles Farr, director general de la Oficina para Asuntos de Seguridad y Antiterrorismo, la máxima autoridad británica de la lucha antiterrorista, en una declaración escrita difundida este martes por los grupos de derechos humanos Privacy International, Liberty, Amnistía Internacional, Unión Estadounidense para la Defensa de las Libertades Civiles y la organización paquistaní Bytes for All, que presentaron una acción judicial conjunta contra el Gobierno de David Cameron para determinar el alcance del espionaje masivo en Internet.

Estas organizaciones señalaron que, según el planteamiento del Gobierno británico, que hasta ahora no había aclarado expresamente, prácticamente todas las comunicaciones por Facebook y otras redes sociales, y todas las búsquedas en Internet vía Google se consideran “comunicaciones externas” porque se realizan en web radicadas en Estados Unidos.

La distinción entre comunicaciones “internas” y “externas” es fundamental, según estos grupos de derechos humanos, porque, con arreglo a la Ley Reguladora de las Facultades de Investigación del Reino Unido, que regula las atribuciones de vigilancia de los organismos públicos, sólo se pueden interceptar comunicaciones “internas” en virtud de una orden específica.

Las ONG añadieron que estas órdenes sólo deben dictarse si hay alguna sospecha de actividad ilegal, pero se pueden interceptar indiscriminadamente las “comunicaciones externas” de una persona aunque no se sospeche ninguna actividad ilegítima, por lo que concluyeron que los servicios secretos británicos “actúan dentro de un vacío legal y ético” para vigilar las comunicaciones de sus ciudadanos en Internet.

"INTROMISIÓN"

Michael Bochenek, director general de Derecho Internacional y Política de Amnistía Internacional, subrayó que “la ciudadanía británica se alarmará de ver cómo su Gobierno justifica la intromisión en gran escala en sus comunicaciones”.

Amnistía Internacional destacó que, al definir el uso de Google, Facebook, Twitter y otros medios sociales como “comunicaciones externas”, se priva a los residentes británicos de otras garantías básicas y el planteamiento del Ejecutivo de Cameron deja margen para que el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno intercepte todas las comunicaciones realizadas dentro y fuera del Reino Unido.

Esta organización recalcó que la publicación del documento de Farr sucede a las revelaciones del exanalista de la CIA Edward Snowden sobre las actividades de vigilancia digital mundial del Reino Unido.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris