Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

La desigualdad social se agudiza entre los alumnos con malas notas

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 16 de junio de 2014, 12:38 h (CET)
- El 20% de los estudiantes que provienen de familias de la clase trabajadora continúa sus estudios después de los 16 años

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)



Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y el European University Institute concluye que la probabilidad de que un estudiante con malas calificaciones siga con sus estudios después de los 16 años es del 56% si proviene de clases aventajadas, frente al 20% si el cabeza de familia es un trabajador no cualificado. Además, advierte de que la desigualdad social aumenta en los alumnos con bajas calificaciones.

Según Héctor Cebolla, coautor del trabajo e investigador de la UNED, “el estudio trata de disociar el efecto de las notas de otros procesos que, vinculados al estatus socioeconómico de los padres, determinan las oportunidades educativas de los individuos”.

“El rendimiento escolar no se interpreta de la misma forma por los individuos de distinto origen social, puesto que existe un efecto de compensación por el que los estudiantes de clase alta tienen una probabilidad mayor de alcanzar estudios superiores que los de clase baja, aunque sus notas sean malas”, añadió.

Este estudio advierte de que los malos resultados académicos aumentan las desigualdades sociales, ya que las clases altas encuentran estrategias para compensar los problemas de rendimiento de sus hijos y, cuando estos van mal en la escuela, tienen segundas oportunidades con las que los hijos de los menos favorecidos no cuentan.

Las calificaciones de los chicos en la escuela influyen en su probabilidad de abandonar los estudios, pero el efecto es distinto según su origen social: entre los estudiantes con malas notas, los de clase alta tienen más oportunidades de remontar que los hijos de obreros poco cualificados.

Cebolla destacó que la probabilidad de que un estudiante siga con sus estudios más allá de los 16 años si proviene de las clases más aventajadas cuando sus notas son malas es del 56%, mientras que si provienen de hogares menos favorecidos es de un 20%.

Según la investigación, el 70% de los hijos de jornaleros y el 44% de los nacidos en familias de obreros no cualificados abandonan la escuela a la edad de 16 años.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris