Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

(Ampliación) Luis Fraga asegura ante el juez que desconoce la identidad del “señor X” que tenía seis cuentas en Suiza

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 28 de mayo de 2014, 14:34 h (CET)
MADRID, 28 (SERVIMEDIA)



El exsenador del PP Luis Fraga aseguró hoy al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que para él es “un misterio” la identidad del “señor X” que era titular de seis cuentas en Suiza vinculadas a la investigación del 'caso Gürtel'.

Fuentes presentes en la declaración de Fraga, que fue senador durante 21 años, explicaron que el interrogatorio del juez se prolongó por espacio de dos horas y media, tras las que hubo un receso de cinco minutos, antes de que los abogados pudieran interrogar al testigo.

Las citadas fuentes explicaron que Ruz insistió varias veces en preguntar sobre la identidad del titular de las citadas cuentas, a lo que el exsenador respondió en varias ocasiones que no sabe quién es el “tercer hombre”.

Ruz interrogaba hoy a Fraga, en calidad de testigo, sobre la identidad del político que en 2009 tenía seis cuentas en el Dresdner Bank de Ginebra (Suiza), el mismo banco en el que el extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas había acumulado fondos opacos.

El sobrino de Manuel Fraga, fundador de Alianza Pupular, llegó a pie a la sede de la Audiencia Nacional, donde estaba citado para declarar a las 10.00 de la mañana. El juez le había citado como testigo, por lo que acudió sin abogado y con la obligación de responder y decir la verdad.

'RIESGO 3'

El nombre de Fraga aparecía en un correo interno del Dresdner Bank fechado el 29 de julio de 2009 de la responsable del departamento de Cumplimiento de la entidad, Andrea Dankert, a la agente de Bárcenas ante el banco, Agathe Stimoli. En el mail, el banco advertía a sus clientes de que se encontraban en situación de 'riesgo 3', que se aplica a las 'personas políticamente expuestas' que no habían 'documentado' el origen de sus ingresos.

Preguntado por esa comunicación, el exsenador dijo que nunca recibió notificación alguna de su agente sobre la advertencia hecha desde el banco suizo y aseguró que nunca se produjo una reunión en Madrid con Bárcenas y Stimoli para aclarar el origen de los fondos que tenía depositados en Suiza.

El juez también preguntó a Fraga por el origen del dinero que tenía en su cuenta de Suiza, que el testigo atribuyó a las ganancias obtenidas de su actividad empresarial desarrollada entre 1977 y 1989. En esos años fue propietario de una empresa de material deportivo, de otra dedicada a la fabricación de un producto utilizado en la construcción de carreteras, en la que Bárcenas tenía el 20 por ciento del capital, y de otra empresa editorial, de la que también era copropietario su íntimo amigo y extesorero del PP.

Para explicar los traspasos que constan de la cuenta de Fraga a la de Bárcenas en Suiza, el exsenador argumentó que en esos años lo estaba pasando “muy mal” económicamente, razón por la cual su amigo le hizo cuatro préstamos por un monto total de 18 millones de pesetas, algo menos de 120.000 euros, que le fue devolviendo mediante esos traspasos.

Aseguró también que Bárcenas tenía poder de disposición en sus dos cuentas del país helvético. La autorización estaba cursada formalmente por escrito en lo que se refiere a la cuenta del Dresdner Bank, mientras que era sólo verbal en el caso de la cuenta del Lombard.

Además, reconoció la veracidad de los apuntes contenidos en los llamados 'papeles de Bárcenas', que le atribuyen dos cobros, uno de 3.000 euros y otro de 6.000 euros, relacionados, según dijo, con los gastos generados en la campaña de las elecciones de 2004 y 2008.

COMISIÓN ROGATORIA

El juez cursó el pasado 14 de mayo una comisión rogatoria a las autoridades suizas para requerir al LGT Bank, el antiguo Dresdner, en la que pide los datos de “apertura, apoderados, extractos, relación de ingresos, transferencias y extracciones”, así como la identidad de los titulares.

En el momento de citarle a declarar, Ruz rechazó imputarle porque “no existen indicios” de que pudiera haber cometido algún delito contra la Hacienda Pública, puesto que los fondos que tenía depositados en Suiza no tenían entidad suficiente para superar el importe mínimo de 120.000 euros para ser considerdo delito fiscal.

Por tanto, la importancia del testimonio de Fraga se deriva de que compartiera con Bárcenas la misma gestora de fondos en Suiza y de su condición de político en un procedimiento en el que se investiga “el posible pago de dádivas a numerosos funcionarios y autoridades en contraprestación por las adjudicaciones de contratos públicos”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris