Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

La Audiencia de Castellón condena a cinco años y seis meses a un pescador que transportó en su barco 2.500 kilos de hachis

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 21 de mayo de 2014, 13:50 h (CET)
MADRID, 21 (SERVIMEDIA)



La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Castellón ha condenado al pescador y dueño de la embarcación “Bellver Uno” de Vinaròs, José Domingo N., y a Manuel F., que alquiló una furgoneta para cargar el hachís que llevaba el barco, a cinco años y seis meses de cárcel como autores de un delito de tráfico de drogas por el desembarco, en abril del 2012, de 74 fardos que contenían 2.500 kilos de este estupefaciente.

Además, ha resultado condenado a un año de cárcel el ciudadano ecuatoriano Fernando A.R., que fue detenido por la Policía Local cuando desembarcaba la droga en el puerto de Vinaròs, aunque su pena será sustituida por su expulsión del país, al estar en situación irregular en España.

Los dos marineros del barco enjuiciados, José María M. y José Luis G., han sido absueltos pese a que el fiscal pedía para ellos seis años de prisión porque en el juicio no quedó acreditado que participaran en el traslado y desembarco de la droga.

Los hechos se remontan al 3 de abril del 2012, cuando José Domingo N., organizador de la operación de tráfico de droga, decidió usar su embarcación de pesca para trasladar desde alta mar al puerto de Vinaròs los 74 fardos de hachís. Para el traslado en tierra, Manuel F., alquiló ese mismo día una furgoneta.

Después, el ecuatoriano Fernando A.R., ayudó a descargar el hachís, donde formaron una cadena humana para trasladar los paquetes de droga hasta la furgoneta. Cuando ya la tenían casi cargada, el vigilante de seguridad del puerto de Vinaròs, sospechó de que se trataba de una operación ilegal y avisó a la Guardia Civil, que alertó de forma inmediata a la Policía Local.

Al verse sorprendido, Manuel F. huyó a la carrera pero se dejó olvidada en la furgoneta una mochila con sus pertenencias y las colillas de varios cigarros que contenían su ADN, lo que permitió identificarlo.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris