Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

La Francisco de Vitoria dice que “es una buena noticia” que las personas ciegas puedan ser jueces

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 14 de mayo de 2014, 15:52 h (CET)
MADRID, 14 (SERVIMEDIA)



La asociación Francisco de Vitoria afirmó hoy que la decisión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de permitir a las personas ciegas acceder a la carrera judicial “es una buena noticia”, pero advirtió que el órgano de los jueces también “reconoce los límites” en estos casos.

El portavoz de la Francisco de Vitoria, Marcelino Sexmero, en declaraciones a Servimedia, valoraba así la decisión del CGPJ de permitir a Gabriel Pérez Castellanos acceder a la carrera judicial si supera el proceso selectivo correspondiente.

Gabriel Pérez se dirigió al órgano de gobierno de los jueces para saber si podía ejercer como juez pese a ser ciego. En este sentido, el acuerdo adoptado por unanimidad este martes por la Comisión Permanente del CGPJ señala que deberá desempeñar sus funciones en puestos compatibles o adaptados a sus capacidades.

A este respecto, Sexmero dijo que en esta decisión del CGPJ “entra en contradicción el derecho otorgado para poder ser juez y la propia limitación que el Consejo advierte”. De manera, que se admite que “no puede ejercer” la función de juez “en determinadas situaciones o juzgados”.

En este sentido, el portavoz de la asociación aseguró que “esta situación provocará problemas”. “Hay que felicitar y alegrarse de la decisión, pero para ser juez hay que tener los sentido bastante desarrollados”, añadió. Por ello, la resolución “es discutible”, “habrá que ver como se regula el acceso a la carrera judicial y en qué condiciones”.

Sobre la posibilidad de que el secretario judicial ayude a un juez ciego en las tareas propias de un juicio, Sexmero comentó que “la percepción por parte del juez no puede ser sustituido por ninguna otra persona”, y por lo tanto “es una limitación que se debe solventar de otra manera pero nunca a través de terceros”.

Concluyó que “el acuerdo adoptado para permitir a esta persona acceder a unas oposiciones es una cosa, pero el desarrollo de las condiciones para poder ejercer como juez tiene su complejidad”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris