Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

La Universidad es responsable del 65% de la investigación española de impacto internacional, con el 27% del gasto

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 11 de mayo de 2014, 15:21 h (CET)
- Según la Universidad Carlos III de Madrid

MADRID, 11 (SERVIMEDIA)



Unas 200.000 personas se dedicaron a la investigación en España durante el año 2012, y de estas, 77.000 trabajaban en la Universidad, según datos facilitados por la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), que añade que el gasto asociado a todas estas actividades ese año rondó los 13.400 millones de euros, de los cuales solo 3.700 correspondieron a las universidades.

Las universidades fueron a su vez responsables del 65% de las publicaciones científicas recogidas en bases de datos internacionales con índices de impacto, porcentaje que sería mayor si se reflejasen con más precisión los datos referidos a Humanidades y Ciencias Sociales.

De este modo, se concluye que la Universidad española consigue este 65% de impactos en publicaciones internacionales con apenas el 27% del presupuesto y el 37% de los recursos humanos.

Según el director del Instituto Interuniversitario de Investigación Avanzada sobre Ciencia y Universidad (INAECU), Elías Sanz, a pesar de esta “eficiencia”, el panorama de la ciencia española “resulta desalentador”. “La situación es bastante complicada, con una financiación decreciente, plantillas completamente paradas sin previsión de nuevas incorporaciones, promociones cerradas y carga docente en máximos”.

De hecho, según indicó Sanz en un seminario de la UC3M, ya se sienten algunos efectos de esta situación, al tiempo que advirtió sobre la desmotivación del profesorado y las dificultades para atraer el talento.

El director de la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación), Rafael van Grieken, apuntó por su parte que el actual sistema que se utiliza para evaluar la actividad investigadora resulta “demasiado generalista”.

“El modelo pretende evaluar la calidad, pero acaba siendo muy cuantitativo a causa del marco normativo, la estructuración por grandes ramas y la obligación de ser expresado en puntos”, indicó van Grieken, quien apuntó que “la transferencia no se valora lo suficiente en algunas ramas de conocimiento, mientras que en otras tal vez se haga de forma excesiva”. Tampoco se considera adecuadamente la actividad profesional, fundamental en algunos campos, como la biomedicina.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris