Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

Europeas. “Los partidos dramatizan la importancia de las elecciones porque temen la abstención”, según un experto en la UE

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 11 de mayo de 2014, 14:36 h (CET)
MADRID, 11 (SERVIMEDIA)



El exdiputado europeo y escritor Sami Naïr, que acaba de publicar ‘El desengaño europeo’, asegura que los partidos políticos dramatizan la importancia de las elecciones porque los ciudadanos observan “un descrédito” hacia las instituciones europeas que se refleja en “la abstención”.

En una entrevista con Servimedia, Naïr señaló que los partidos políticos temen la abstención en las elecciones europeas del 25 de mayo porque supone “un problema de legitimidad”. A este respecto, dijo que “no creo que estas elecciones tengan la capacidad de cambiar las cosas”.

El exdiputado europeo señaló que “es imposible” que el presidente de la Comisión se elija sin que el Consejo Europeo plantee una propuesta al Parlamento Europeo. “Ángela Merkel no votará a Martin Schulz para presidente de la Comisión si su programa contradice las políticas alemanas”, puso como ejemplo.

Naïr aseguró que el futuro de Europa pasa por cambiar las instituciones europeas. “Hay que rehacer el sistema, controlar la comisión y su derecho de iniciativa”. Asimismo, señaló que se necesita cambiar el modo de elección del Parlamento Europeo para que los diputados europeos dependan de los parlamentos nacionales. “Esto permitiría someterlos a los Estados miembros y representar en realidad la soberanía popular”, dijo. Además, el escritor apuntó se debe dotar a esta institución para que construya leyes, ya que “es el único Parlamento del mundo que no puede hacerlo”.

NACIONALISMO Y POPULISMOS

En cuanto al debate nacionalista catalán, Naïr explicó que los nacionalismo “son normales”, porque Europa “es un proceso en construcción”. “En muchos países existen cuestiones identitarias profundas sobre la función del Estado-nación”, comentó.

Respecto a Cataluña, aseguró que el problema soberanista “no tiene nada que ver con la UE”; son “problemas de fondo de los Estados”. Al respecto, dijo que “esto es un problema no resuelto, porque se dijo claramente que no se admitirían nuevos Estados”, aunque insistió en que “es un asunto interior” de los países miembros.

Respecto el auge de los populismo, Naïr apuntó que son “una consecuencia del fracaso social” de Europa. En Francia, “la clase obrera, que antes votaba al Partido Comunista, hoy en día vota a la extrema derecha”. Muchos ciudadanos consideran que “Europa es un castigo y no una suerte”, afirmó.

CRISIS DE UCRANIA

El exdiputado europeo criticó, además, “la forma negativa” que tiene Europa de afrontar el conflicto en Ucrania, porque “poco a poco entramos en una guerra fría con Rusia”. Naïr señaló que los rusos no pueden renunciar al puerto de Sebastopol y existe una población en el este y sur que en un ochenta por ciento se siente rusa.

Para el escritor, Europa se equivoca al pretender la entrada de Ucrania en la OTAN, “lo que significa poner en la frontera rusa el ejército de los Estados Unidos”. “Rusia no lo permitirá”, sentenció. “Necesitamos unas buenas relaciones con Rusia y negociar un tratado transeuropeo”.

INMIGRACIÓN

Naïr también comentó que la inmigración es un gran problema para la UE y “un ejemplo de la falta de unidad en Europa”. “No se ha conseguido una política de unidad porque existe intereses diferentes”, dijo.

A este respecto, explicó que “en cada país la demanda migratoria se está incrementando”, por lo que se asiste “a una renacionalización progresiva de las políticas de inmigración dentro de la UE frente a miembros comunitarios, es el caso de los rumanos”, y se imponen “unas políticas de cuotas, en violación de los tratados de la UE”.

Por otro lado, existe “una política de cierre ante la demanda migratoria”. A este respecto, aseguró que “no estoy de acuerdo en abrir las fronteras, pero podemos aumentar el número de visados y crear una política civilizada en las fronteras” para evitar situaciones como las que suceden en Ceuta y Melilla. En conclusión, afirmó que los países miembros se deben “poner de acuerdo”, ya que “Bruselas es impotente ante esta situación”.

Sami Naïr es catedrático de Ciencias Políticas y director del Centro Mediterráneo Andalusí de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. Entre 1999 y 2004 fue eurodiputado por el Partido Socialista Francés y entre sus publicaciones se encuentran ‘La Europea mestiza. Inmigración, ciudadanía, codesarrollo’ o ‘La lección tunecina: hacia el fin de los poderes mafiosos árabes’.

En su último libro, 'El desengaño europeo', publicado por la editorial Galaxia Gutenberg, el autor señala que Europa ha sido una ilusión, casi una utopía deseada por muchos, que hoy en día se está convirtiendo en una amarga decepción para las víctimas de la política de austeridad.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris