Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

El comisario Salamanca rechaza ante el juez Moreno tener negocios o recibir regalos de la trama de Gao Ping

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 7 de mayo de 2014, 13:57 h (CET)
- Olmedo afirma que le ordenaron mantener contacto con Yongping, que actuaba como colaborador

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)



El comisario del aeropuerto de Barajas Carlos Salamanca ha dicho al juez Ismael Moreno, que le interrogó hoy por supuestas relaciones con la trama de blanqueo de dinero presuntamente dirigida por el empresario chino Gao Ping, que nunca ha tenido negocios con miembros de ese grupo ni ha recibido regalo alguno a cambio de gestiones a su favor.

Salamanca es uno de los tres policías citados hoy por el juez en la Audiencia Nacional por la investigación que realiza por supuestos delitos de cohecho, revelación de secretos y tráfico de influencias. Llegó a las 9.15 horas y respondió por espacio de hora y cuarto a todas las preguntas que se le formularon.

El comisario tuvo que explicar en sede judicial si son ciertas las conclusiones del informe de Asuntos Internos de la Policía Nacional que afirma que Salamanca tenía en su círculo de amigos a uno de los imputados en el caso Emperador, Wu Liu, para que hiciera negocios con ellos.

El informe policial, basado en pinchazos telefónicos, detalla cómo el comisario recurrió en varias ocasiones a Wu Liu, que tenía relación con algún tipo de empresa de telefonía móvil, para conseguir teléfonos iPhone de última generación a buen precio.

Asuntos Internos deduce de las conversaciones telefónicas intervenidas que Carlos Salamanca mantiene una “extraordinaria relación” con Wu Liu y que sus contactos se basan principalmente en una “amistad”. Destaca, además, la frecuencia con la que ambos comen o cenan juntos.

El informe indica que Salamanca intermedió para conseguir un teléfono móvil marca iPhone para la hija del exjugador del Real Madrid Fernando Hierro, al que dijo que él podía conseguirle un iPhene 4. Es Yongping, otro de los investigados en el caso Emperador, quien se ofrece para conseguirle dos móviles y después le recuerda que al hacerle la entrega le dará un jamón que tiene para él.

La Policía considera que Yongping recurría al comisario por su cargo como jefe del aeropuerto de Barajas, “a fin de solicitarle algún tipo de gestión”, sobre todo relacionada con compatriotas retenidos en el aeropuerto. Tras la intermediación del comisario, algunos son devueltos a China mientras que en algún caso consigue que se les deje entrar, agrega el informe.

Este extremo fue negado tajantemente por Salamanca que, sin embargo, reconoció su relación de amistad con el empresario chino. Tras animar en varias ocasiones al fiscal a “preguntar más”, el responsable policial insistió en que nunca hizo gestiones para favorecer a la trama china y aseguró que se limitó a hacer su trabajo dentro de los límites de lo lícito.

En ese sentido, detalló que entre sus funciones estaba la de facilitar información a los ciudadanos chinos que llegaban al aeropuerto de Barajas y aseguró en varias ocasiones que nunca recibió regalos. Además, explicó que, como dice el informe, conoció a su amigo en una comida celebrada en El Fontón, donde le presentaron a una 'miss' china.

EL ASESOR

El inspector Federico Sánchez de Frutos, actualmente en segunda actividad y que fue jefe en la Brigada de Extranjería de Madrid, declaró en segundo lugar. Acudió a la Audiencia Nacional tapándose la cara y se limitó a responder sólo a su defensa, que detalló que el agente había abandonado el Cuerpo en 2007.

Sánchez de Frutos, según el informe de Asuntos Internos, era el policía "más íntimamente ligado" al supuesto líder de la trama, Gao Ping, y su "principal conexión con el mundo policial", e incluso llegó a hacer "labores de relaciones públicas" para que altos cargos de la policía acudieran a una cena organizada por el cabecilla de la red.

Asuntos Internos cree que después de esta cena se afianzó la relación entre ambos, cuyos hijos iban al mismo colegio chino, y Gao Ping nombró a Sánchez de Frutos asesor de sus empresas. De hecho, el cabecilla de la red le felicitó la Navidad con un mensaje en el que le deseaba “que lo pasen muy bien con toda la familia en todas las fiestas, también deseo que ganes mucho dinero! GAOPING", al que el inspector respondió "Con tu amistad me conformo. Feliz Navidad".

Según las conversaciones intervenidas por la Policía, Ping organizó un viaje a China para la mujer del inspector y unas amigas, en el que gestionó que su secretario las recogiera en el hotel con un intérprete para invitarlas a cenar.

El abogado de Gao Ping, Jaime Sánchez Bremón, dijo al finalizar la declaración que Frutos ya no era policía cuando comenzó su amistad con el empresario chino y, por tanto, está en su derecho de mantener las relaciones que le parezcan oportunas. Denunció, además, ciertas “connotaciones racistas” en este asunto porque parece que “el problema es tener un amigo chino”.

COLABORADOR

El tercero de los citados a declarar hoy es el comisario jefe de la Brigada de Extranjería de Madrid, Ángel Luis Olmedo Ovejero, que, según el informe de Asuntos Internos, mantenían una "estrecha relación" con Wu Liu.

Según la Policía, su relación era "fluida" y "basada fundamentalmente en un interés mutuo". Wu Liu pretendía verse favorecido por el policía que, a su vez, recibía a cambio "entradas al fútbol, un jamón o un bolso para su mujer".

Olmedo reconoció al juez que en algún momento le ofrecieron un jamón, pero él lo rechazó y además explicó que recibió ordenes expresas de su jefes para que mantuviera la relación con Yongping, al que consideraban un colaborador. El agente tuvo cuidado de puntualizar que este empresario no era un “confidente”, sino sólo un colaborador.

Además, según fuentes jurídicas, el comisario destacó que la brigada que dirigía logró detener a 357 personas, desarticular 19 grupos delictivos y liberar a 47 mujeres extorsionadas gracias, en buena parte, a la información que manejaban sobre la comunidad china en España.

Las declaraciones de estos tres policías se producen después de que ayer comparecieran ante Moreno los agentes Blas Donoso Adán y Roberto Ruiz Ortega, que negaron haber recibido regalos de la red mafiosa a cambio de un trato de favor. También debía declarar Manuel Patricio Rodríguez San Román, pero no lo hizo por falta de abogado. Después de escuchar las declaraciones, el juez Moreno no tomó ninguna medida cautelar.

Moreno se encargó a principios de abril del caso, después de que el magistrado Andreu se apartara por mantener relaciones de amistad con uno de los imputados, el comisario del aeropuerto de Barajas Carlos Salamanca.

Desde entonces Moreno acordó abrir una pieza separada del 'caso Emperador' centrada en la actuación de los funcionarios públicos, de los que sospecha que pudieron hacer favores a la red de Gao Ping a cambio de regalos.

El próximo día 9 están citados Francisco García Frade, José Pablo Rodán Juez y Mario José Selas Martínez. La Fiscalía Anticorrupción solicitó el pasado 31 de marzo la imputación de estos nueve policías y de un agente de la Guardia Civil que finalmente no ha sido encausado. Además, la fiscalía también relaciona a algunos de estos policías con la esposa de Gao Ping, Lizhen Yang.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris