Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

(Ampliación) Cosidó cita a Rubalcaba para defender la “firmeza” policial el 22-M

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 23 de abril de 2014, 15:48 h (CET)
MADRID, 23 (SERVIMEDIA)



El director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, recurrió hoy a Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general del PSOE y exministro del Interior, para defender la “firmeza” de los antidisturbios durante los incidentes que se produjeron en Madrid el pasado 22 de marzo con motivo de las llamadas Marchas por la Dignidad.

Cosidó hizo esta alusión a Rubalcaba durante la comparecencia que llevó a cabo este miércoles en la Comisión de Interior del Congreso para explicar la actuación policial el 22 de marzo en Madrid, en la que hubo más de 100 heridos, de los cuales unos 60 fueron policías.

El responsable de la Policía, tras afirmar que el dispositivo de las Unidades de Intervención Policial (UIP) o antidisturbios fue “adecuado” y tuvo los medios “suficientes”, reconoció “algunos fallos de coordinación y comunicación” de los agentes sobre el terreno. Por este motivo, anunció el relevo del responsable de las UIP en Madrid, al tiempo que dio a conocer una reorganización de los antidisturbios y la compra de más cascos y escudos para sus agentes.

No obstante, ante las críticas del PSOE sobre la actuación policial esa jornada, Cosidó se refirió a que Rubalcaba, que fue ministro del Interior con el anterior Gobierno, pronunció una frase que “definía muy bien” lo que hay que hacer en estos casos. El director general destacó que el ahora líder socialista dijo en su momento que “la Policía tiene que actuar con la máxima mesura en cualquier tipo de manifestación, pero si hay violencia, esa mesura se tiene que transformar en firmeza”.

“MEDIDAS” DE REFUERZO

Cosidó hizo estas consideraciones tras explicar que los incidentes del 22-M en Madrid le llevaron a encargar una información reserva “exhaustiva” de lo sucedido, tras lo cual se ha concluido que no hubo responsabilidades disciplinarias ni de los mandos ni los agentes, pero sí “algunos fallos de coordinación y comunicación”.

Por este motivo, además del relevo del responsable de las UIP en Madrid, anunció un “conjunto de medidas” para mejorar el funcionamiento de los antidisturbios ante la “especial virulencia” que dijo mostraron algunos grupos que se sumaron a las llamadas Marchas de la Dignidad. Destacó que estos elementos violentos arrojaron piedras, alcantarillas, botellas, petardos de todo tipo y emplearon procedimientos propios de la “guerrilla urbana”.

Aseguró que en estos incidentes suponen una escalada de la violencia que hace necesaria una reorganización de las UIP, así como mejorar la coordinación, dotar de más medios a los agentes y tomar medidas sobre su asistencia jurídica. En cuanto a los medios, explicó que se destinarán 500.000 euros por el procedimiento de urgencia a comprar cascos y escudos más resistentes para los antidisturbios.

“SALTO CUALITATIVO”

El director de la Policía hizo este anuncio tras incidir en la violencia con la que actuaron una serie de grupos violentos que actuaron el 22-M en Madrid, entre los que dijo que había integrantes de colectivos vascos ligados a la izquierda abertzale, como Askapena. Destacó que la actuación de ese día en la capital supuso un “salto cualitativo” de este tipo de grupos ultras y lo ilustró mostrando a los diputados un casco, un escudo y un chaleco con diversos desperfectos y agujeros como consecuencia de los ataques a agentes durante las Marchas de la Dignidad.

Respecto a los incidentes principales del 22-M, que tuvieron lugar pasadas las 20,00horas en el Paseo de Recoletos de Madrid, Cosidó explicó que tuvieron que ver con el hecho de que 1.000 personas de carácter violento consiguieron romper un cerco policial. En concreto, se traba del cordón que los antidisturbios habían formado en este punto alrededor de miembros de la Policía Municipal que estaban siendo “brutalmente agredidos”.

El responsable de la Policía explicó que los agresores rompieron el cerco policial debido a que un camión de bomberos, que había acudido al lugar a apagar una barricada, fue usado por los violentos como parapeto y para romper el dispositivo que formaban los antidisturbios. Esto obligó a los agentes de las UIP a emplear métodos antidisturbios, de los cuales el 22-M se usaron 174 salvas de fuego, 126 pelotas de goma y tres botes de humo.

Cosidó dio estos datos tras resaltar que la mayoría de las miles de manifestaciones que se han celebrado en los últimos años han sido pacíficas. En concreto, aludió a que el 99% de las 25.461 protestas de 2013 discurrieron sin incidentes, de manera que sólo en 23 hubo que hacer un “uso de la fuerza legítima” por parte de la Policía.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris