Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Economía

FAES propone trasladar las cargas del carbón y los costes extrapeninsulares a los presupuestos del Estado

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 22 de abril de 2014, 15:07 h (CET)
- Apoya un impuesto al CO2 para los sectores difusos, como el transporte y la calefacción

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)



La Fundación FAES propone trasladar determinadas cargas parafiscales de la tarifa eléctrica, como el carbón o la compensación de los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares, a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), y apuesta por el establecimiento de un impuesto al CO2 para los sectores difusos, como el transporte y la calefacción.

Así figura en el último número de ‘Papeles FAES’, publicado este martes, en el que la fundación propone reordenar la fiscalidad energética y ambiental para mejorar la competitividad y eficiencia ante la “variedad” de impuestos y la “falta de regulación de las competencias”.

En este sentido, señala que algunos de los impuestos o tasas vigentes no tienen carácter finalista, sino “recaudatorio”, determinado por la necesidad de aportar ingresos ante el problema del déficit.

Algunos de los “inconvenientes” de la actual fiscalidad energética-ambiental en España son su aplicación “desigual” en las comunidades autónomas, que rompe la unidad de mercado y que “distintas fuentes de energía soportan cargas fiscales desvinculadas de sus efectos medioambientales”.

“Esta situación distorsiona los precios de la electricidad y la encarece, lo que afecta a las decisiones de consumo e inversión”, señala la fundación, que considera que “existe margen para elevar la presión fiscal medioambiental en España” al tratarse de una de las más bajas de la OCDE, aunque cree que una imposición adicional ante el actual esfuerzo fiscal “elevado” puede tener un “efecto negativo” sobre la recuperación económica.

Por ello, propone que la carga fiscal “se reduzca” por su impacto en la competitividad, que no afecte a la unidad de mercado ni a los costes administrativos o regulatorios de las empresas, y que se eliminen las distorsiones acumuladas.

Asimismo, FAES plantea establecer un impuesto al CO2 para los sectores difusos de la economía, fundamentalmente transporte y calefacción, de forma que no se distorsionen las decisiones de consumo entre productos.

En concreto, la propuesta consiste en establecer un impuesto de la misma cuantía por tonelada de CO2, lo que encajaría con la normativa europea y convertiría a España en “pionera” en el desarrollo de la normativa ambiental.

"La recaudación de estos impuestos estaría destinada a financiar políticas medioambientales como el apoyo a la generación renovable, cuyas primas son actualmente sufragadas únicamente por los consumidores de electricidad a través de las tarifas de acceso", añade.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris