Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Columna de opinión

Como unas castañuelas

Victoria Lafora Victoria Lafora
domingo, 23 de septiembre de 2018, 08:01 h (CET)
MADRID, 15 (OTR/PRESS)Así estaban los dirigentes del PP tras escuchar a la Fiscal General del Estado decir que no pedirán la imputación de Casado por el Tribunal Supremo porque los cargos habrían prescrito. Su alegría demuestra el grado de preocupación que atenazaba a la dirección del PP, a pesar de que, desde "amigos" del mundo judicial, se les había hecho saber que el "asunto máster" tenía poco recorrido en el alto tribunal, donde cuatro de los cinco magistrados encargados de la causa eran de tendencia conservadora.

Pese a tanto jolgorio, la solución al caso no es muy honorable para Pablo Casado porque no ha quedado en absoluto acreditado que el famoso master no fuera un regalo de la Universidad Rey Juan Carlos.Y más cuando tres compañeras del mismo instituto han reconocido ante la juez de la Audiencia Nacional que no se examinaron, ni presentaron trabajos, ni hicieron ninguna labor académica y recibieron el título. Ellas, que no tienen el aforamiento de Casado, siguen imputadas.

Aunque el nuevo presidente popular había asegurado que la decisión del Supremo no le haría abandonar su recién estrenado cargo en Génova 13, era impensable que el PP pudiera afrontar las campañas electorales en ciernes con un líder pendiente de juicio. La retirada de Soraya Sáenz de Santamaría del escaño y de la política dejaba entrever que su contrincante en las primarias iba a sortear el escollo de la imputación y que tenía cuerda para rato.

Su estrategia de no hablar del asunto, decir que ya había dado todas las explicaciones necesarias, cuando que se limitó a mostrar, en forma de abanico sobre una mesa, una serie de trabajos de los que solo se podía leer el título, ha sido inteligente. Aunque las dudas sobre la honorabilidad por su expediente académico le perseguirán toda su vida.

A partir de ahora el tema de los adornos en el currículum no será objeto de debate político e incluso están dispuestos los populares a renunciar a la comparecencia de Sanchez en el Senado si da una rueda de prensa explicando el plagio en su libro sobre la diplomacia económica. Hay que correr un tupido velo sobre la formación universitaria de esta generación de políticos afectados de titulítis aguda.

Ahora Casado podrá dedicarse a recuperar las esencias del PP, lo que implica asentar los valores de la derecha e incluso intentar rescatar para sus filas los votos que, según las encuestas, le está "robando" la ultraderecha de VOX. El cálido recibimiento que le dispensó al ex presidente Aznar en su comparecencia en el Congreso hace pensar que va a seguir las voces que, desde sus filas, le piden que cuente con el en la nueva etapa.

Este evidente giro a la derecha va a dejar a Ciudadanos mayor espacio entre los votantes moderados gran parte de los cuales ya habían abandonado al PP por sus escándalos de corrupción. Y permitirá a Rivera bajar un poco el diapasón en sus ataques a Sanchez si quiere seguir captando votos de los desengañados por los continuos desmentidos gubernamentales y la ausencia de coordinación del Consejo de Ministros.

Podría así darse la circunstancia de que la decisión de la fiscalía fuerce, involuntariamente, una nueva recolocación del mapa político de cara a la primavera.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Descuartizar al mensajero

Cuarenta años de la Constitución: sí se puede

Algo más que estética

El mensajero locuaz

Vicepresidente de facto

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris