Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Desde el parqué

Recaudar es lo que más importa

Carmen Tomás Carmen Tomás
miércoles, 15 de agosto de 2018, 08:01 h (CET)
MADRID, 14 (OTR/PRESS)El Gobierno anuncio de Sánchez la ha emprendido con los autónomos. Y, además, como casi todo lo que está anunciando, lo hace sin consistencia, con datos trucados y sin un plan claro y mejor que sustituya lo que quiere cargarse. Trabajo pretende modificar la tarifa plana de 50 euros para los nuevos autónomos. Dice que ha descubierto que sólo el 15,5 por ciento de los que se han beneficiado de esa tarifa mantienen su actividad. Por lo tanto, deduce que hay que modificarlo porque el autoempleo que crea no es perdurable.

Sin embargo, frente a esas cifras, el presidente de ATA explica que no tiene sentido decir que sólo el 15 por ciento de los autónomos que han usado la tarifa plana, unos 225.000, se mantienen en la actividad de un total de 1.479.000 beneficiarios y no tener en cuenta a los más de 500.000 que ahora mismo están beneficiándose de la bonificación. Para Lorenzo Amor, esta afirmación de Trabajo es cuando menos contar la realidad a medias y añade que sobran las palabras cuando de lo que estamos hablando es de que el 80 por ciento de los autónomos beneficiarios de la tarifa plana son mayores de 30 años y la duración media del alta es de 1.433 días, el doble de lo que dura la bonificación.

De esta forma, con datos, Amor refuta las afirmaciones del ministerio sobre la necesidad de mejorar el sistema por su mal funcionamiento. Muy al contrario, la asociación mayoritaria de autónomos explica que una vez transcurridos los dos primeros años, los beneficiarios siguen dos años más, lo que significa lisa y llanamente que se ha reducido la mortalidad de las actividades que inician. Conviene no olvidar que lo que quiere el actual gobierno es un sistema donde los trabajadores por cuenta propia coticen a la Seguridad Social en función de los ingresos. Pero, claro, ¿quién fija esos ingresos? ¿Y, si como sucede a menudo, algunos ingresos no se cobran hasta muy tarde o, sencillamente, no se cobran? ¿Cómo se harían las devoluciones de lo cobrado de más? Al final, da la impresión, de que detrás de todo esto sólo hay una palabra: recaudar de dónde sea y cómo sea.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Extravagancia británica

Andalucía, banderín de salida

¿Qué pasará?

Cuatro mujeres y un destino

El PP se hunde, según las encuestas. ¿Lo merece?

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris