Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Escaño cero

Quieren o no quieren

Julia Navarro Julia Navarro
martes, 13 de marzo de 2018, 08:00 h (CET)
MADRID, 12 (OTR/PRESS) La pregunta que hay que hacer a los dirigentes de Junts per Catalunya y a los de Ezquerra es si quieren volver a la normalidad democrática o si por el contrario prefieren continuar ahondando en la crisis a la que han arrastrado a Cataluña.

Volver a la normalidad democrática no es otra cosa que elegir un candidato a presidir la Generalitat que no esté sometido a ningún proceso judicial y mucho menos en la cárcel. Lo contrario es colocar a Cataluña en un callejón sin salida.

Por lo pronto la aplicación del artículo 155 de la Constitución ya solo produce indiferencia.

Los ciudadanos catalanes han visto que el tan traído y llevado 155 no les ha supuesto ningún quebranto en su vida cotidiana. Es decir no ha pasado nada. O si, si ha pasado, si está pasando, lo que pasa es que Cataluña está paralizada porque los dirigentes independentistas así lo han decidido.

Los empresarios vienen reclamando normalidad institucional, los inversionistas extranjeros lo mismo, e imagino que una buena parte de los ciudadanos de a pie también deben de echar de menos esa normalidad.

Pero la pelota está en el tejado de los partidos independentistas que a lo que parece continúan empeñados en no desbloquear esta situación que ellos mismos han creado.

Una situación que no tiene más salida que la de admitir de una vez por todas que no habrá referéndum para la independencia de Cataluña, que tienen que respetar la Constitución, y que cualquier planteamiento político que hagan tiene que ser dentro de los cauces de la ley y por tanto de la Constitución.

Han echado un pulso al Estado y lo han perdido de manera que cuanto antes lo reconozcan mejor para todos y no solo por el hartazgo que produce su impostura sino, repito, por el daño objetivo que están haciendo a Cataluña.

Carles Puigdemont es una figura comitrágica, una caricatura de sí mismo, Oriol Junqueras está en prisión, los Jordis lo mismo, y no solo es que estén en prisión es que tienen que afrontar un juicio. Es decir ninguno de ellos puede gobernar.

Haber elegido a Jordi Sánchez como candidato ha sido otro brindis al sol que sabían que no conducía a ninguna parte.

Veremos cual es el siguiente paso, a veces pienso que en realidad no quieren gobernar.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

No es tiempo de subir impuestos

Cortina de humo

Pagan los de siempre

Subir impuestos

2030 es, nada menos, el horizonte

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris