Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

El abanico

¿Quién defiende al peatón?

Rosa Villacastín Rosa Villacastín
viernes, 9 de febrero de 2018, 08:01 h (CET)
MADRID, 8 (OTR/PRESS) Desde hace meses, en Barcelona hay un movimiento ciudadano en favor del peatón. Ha leído bien, del peatón, de los peatones, bien sean niños, hombres o mujeres de cualquier edad. Ese ciudadano callado, al que los ayuntamientos van dejando sin espacio en las grandes ciudades por donde caminar. En definitiva usted y yo, que nos las vemos y deseamos para llegar al supermercado, a la farmacia, o simplemente a tomar un café, sin ser atropellado por los moteros o los ciclistas, quienes poco a poco y sin apenas ruido se van apropiando de nuestras aceras sin que nadie haga nada por evitarlo. No solo no lo evitan los responsables municipales sino que fomentan un fenómeno que va en aumento y que amenaza con invadirlo todo. Y cuando digo todo, es todo. Así, por ejemplo, en la calle Serrano de Madrid es difícil detenerse en un escaparate, o caminar del brazo de una amiga sin tropezarte con alguno de ellos, quienes por el solo hecho de llevar un vehículo se consideran los dueños del universo. Con el peligro que eso conlleva, no solo porque las aceras no son el lugar adecuado para circular en bicicleta sino por respeto a quienes pagamos religiosamente nuestros impuestos, lo que nos debería permitir andar o pasear tranquilamente sin sortear el peligro de que se te echen encima sin que puedas hacer nada por evitarlo.

Y no me refiero solo los ciclistas, sino también esos conductores que se saltan los semáforos, o los pasos de cebra, enloquecidos como van con sus locos cacharros. Y lo digo con conocimiento de causa, ya que vivo en una zona de Madrid donde hay tres colegios, y otros tantos pasos de cebra, que nadie respeta. Y cuando digo nadie es nadie, ni los taxistas, ni los papás que acaban de dejar a sus hijos en las puertas del centro, ni hombres ni mujeres, entretenidos como van la mayoría de ellos, manejando sus móviles. Ello les impide ver que delante hay una persona que está intentando cruzar sin quedar espachurrada en la calzada.

Una práctica que debería estar prohibida, castigada con la retirada del carnet de conducir, pues no hay día que no tengamos noticias de alguien que ha sido atropellado mientras intentaba cruzar por el lugar apropiado.

También los restauradores han encontrado rentabilidad en invadir nuestras aceras, sobre todo después de que se prohibiera fumar en lugares cerrados, lo que ha dado lugar a la proliferación de terrazas, cerradas o abiertas, que ante la impasibilidad de los inspectores van ganando terreno día a día a lugares destinados a la movilidad de los ciudadanos. Lo que nos obliga a sortear no solo mesas y sillas, también a los pobres camareros, quienes bandeja en mano, tienen que hacer malabarismos para llegar a su destino, sin tropezar con los santos peatones.

Nada tengo contra los ciclistas y menos contra los conductores, pero sí contra quienes les permiten la invasión de los espacios públicos, en detrimento de los ciudadanos. De ahí la necesidad de fomentar el uso cívico de los espacios compartidos. ¿Qué como se consigue eso?. De igual manera que hay empleados públicos vigilando que aparques en los lugares destinados a ello, de igual manera hay que potenciar que los haya que impidan que los ciclistas y restauradores se apropien de nuestras calles. ¿Qué saldría muy caro?. Más caro sale perder la vida porque un desaprensivo no es consciente de que entre las manos lleva una máquina mortífera, que tantas vidas se lleva por delante.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El problema es la natalidad

Cataluña, Madrid... todo es provisional en España

Falta determinación política

Ensuciar la universidad

España, entre el palacio, el despacho vacío y ese chalet

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris