Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Visiones

El fervorín investigador

Isaías Lafuente Isaías Lafuente
jueves, 16 de febrero de 2017, 08:00 h (CET)
MADRID, 15 (OTR/PRESS) Cinco años después de la nacionalización de Bankia, el Congreso de los Diputados se plantea abrir una comisión de investigación sobre el proceso de su salida a Bolsa a pesar de la situación precaria de la entidad que estalló poco después como bomba de relojería. La orden de la Audiencia Nacional al juez que instruye la causa para que llame en calidad de imputados al exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y al expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Julio Segura, ha sido el detonante. Los magistrados argumentan este giro en la investigación en que estas instituciones supervisoras pudieron permitir la salida a Bolsa de Bankia pese a las "reiteradas y demoledoras advertencias de la inviabilidad del grupo". Algo que resultó gravoso para accionistas, preferentistas y contribuyentes, que estamos pagando el monumental rescate bancario. Nuestra capacidad de sorpresa ya no da más de sí, pero estremece que la Audiencia Nacional tenga la mera sospecha de que las instituciones pudieron contribuir a la estafa con una especie de inacción informada.

No es la primera vez que se pide una comisión de investigación sobre la crisis del sistema financiero, en general, y sobre Bankia, en concreto. UPyD ya la reclamó en la Asamblea de Madrid y en el Congreso de los Diputados poco después de producirse la nacionalización de Bankia. Y tiene algo de justicia poética que el portavoz de aquel partido, Andrés Herzog, sea ahora el abogado de la Confederación Intersindical de Crédito, la acusación que ha conseguido que los antiguos responsables de los organismos supervisores sean imputados ahora en la causa. Aquellas peticiones, como otra posterior del PSOE, cayeron en saco roto por la oposición del PP. Ahora, sin el soberbio poder bloqueante que imprime la mayoría absoluta, el PP transigirá. Pero su inefable portavoz, Rafael Hernando, se ha referido despectivamente a la petición criticando el "fervorín investigador" de la oposición.

Es triste que tengamos que recordar a personaje tan principal que el "fervorín investigador" está consagrado en nuestra Constitución, la primera de nuestra historia que contempla las comisiones de investigación parlamentarias. Y que lo que resulta increíble es que con lo que ha sucedido en este país en los últimos años, lo último que ha investigado el parlamento español sea el 11M. Desde entonces, nada. Así que lo grave no es el "fervorín" investigador sino el "fervorón" bloqueador demostrado por el partido político al que representa Hernando para no investigar el fiasco de Bankia, pieza angular de un monumental rescate que estamos pagando a escote. En cualquier estafa saber quién, cómo y por qué es el mínimo resarcimiento que merece el engañado.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La recuperación llega a los hogares

Francia el destino de un país

El escaqueo de Rajoy

La saga sigue, sigue la saga

Olor a podrido

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris