Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Columna de opinión

Ministra improvisada

Fermín Bocos Fermín Bocos
miércoles, 11 de enero de 2017, 08:00 h (CET)
MADRID, 10 (OTR/PRESS) ¿Improvisación o globo sonda? Menudo alboroto el que ha organizado la señora Dolors Montserrat, ministra de Sanidad, con su idea de "ajustar" la cantidad que pagan para acceder a los medicamentos los pensionistas que ingresan más de 18.000 euros. Aunque vía tuiter rectificó a las pocas horas de sus primeras declaraciones asegurando que no está en la agenda del Gobierno cambiar la fórmula actual de copago parece que la marcha atrás se debe a un toque de atención de La Moncloa tras constatar las alarmas que había encendido la propuesta.

Lo último que le conviene al Gobierno en estos primeros compases de una legislatura en la que no cuenta con mayoría parlamentaria es tener en pie de guerra a los millones de pensionistas que se sienten concernidos por la medida. Son cerca de dos millones y medio los jubilados que tienen ingresos por encima de los 18.000 euros. Los sociólogos del PP saben que un porcentaje elevado y muy fiel del voto popular reside precisamente en los ciudadanos mayores de 65 años. Con buen criterio alguien debe haber reflexionado que tras dejar atrás un año en el que la inflación (1,5%) ha demediado la mínima subida de las pensiones (0,25%), añadir otro motivo de preocupación a los pensionistas era innecesario. Podría incluso ser tomado como un agravio.

La señora ministra, que no es la primera vez que vuelve sobre sus palabras, habla de abrir un debate. Su propuesta era ajustar (al alza) la cantidad que pagan los jubilados para acceder a los medicamentos en función de las cuantía de sus ingresos. Los afectados por el nuevo copago serían los comprendidos en el tramo de renta entre los 18.000 y los 100.000 euros. Ya digo que tras el revuelo organizado la ministra asegura que el Gobierno no tiene intención de cambiar las cosas. Pero la confusión ya está sembrada. Y los pensionistas están con la mosca detrás de la oreja. El lío montado encuentra explicación en la bisoñez política de la señora Montserrat. Pensiones y votos son una mezcla explosiva. Quien tiene a su disposición el BOE no puede expresarse con la ligereza que se cultiva en algunas tertulias de televisión.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El recibo de la luz

El (¿prudente?) silencio de nuestros políticos

El fiscal y la chapuza eléctrica

Ante un chico mal criado

Nieve, luz y caos

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris