Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Anticruzada de laicidad

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
domingo, 23 de octubre de 2005, 06:18 h (CET)
Pisando charcos y llenándose de barro es lo que hace el actual gobierno, de la mano de los anticruzados Álvaro Cuesta, Victorino Mayoral y otros. La deficitaria relación de las prestaciones que ofrece la Iglesia Católica a la sociedad, con las ayudas económicas que recibe, nuevamente vuelve a ser reinterpretada por los defensores de alianzas virtuales entre civilizaciones. Alianzas para la justificación del ejercicio del poder, acompañada de añeja justificación con trasnochada ideología.

En el proyecto presupuestario del Gobierno se indica que la prórroga del actual sistema de financiación de la Iglesia tendrá vigencia en 2006 y que deberá revisarse en el curso de este año, dejando un inciso final para dejar la puerta abierta a la posibilidad de acordarse una nueva prórroga. Disposición trampa, del birlibirloque tradicional de la enmienda partidaria. Remata la faena el Grupo Socialista, con la posible enmienda de este inciso, poniendo fecha de caducidad definitiva al actual sistema del 0,52 por ciento.

Proclama Álvaro Cuesta, que actualmente se sobrefinancia a la Iglesia católica. En cualquier caso es el ciudadano quién lo financia por la retención vía impuestos, que sirve entre otras cosas para alimentar a los políticos que no son afines al pensamiento del contribuyente. El Estado es aconfesional y no ideologizado, ni partidario, estúdiese como financiar a los anticruzados por vías que no correspondan a la globalidad de los ciudadanos. La cruz es voluntaria, y su legado permanece incólume después de dos mil años.

La interpretación "laica, neutral y aconfesional del Estado" de los dirigentes socialistas, le lleva a la conclusión fallida por carencia de conocimiento jurídico-filosófico, que así, se evita " toda discriminación positiva o negativa entre ciudadanos por sus creencias". Desconocer la voluntad social de creencias y tradiciones, es tentar a la huelga impostiva. El Estado está más allá de la coyuntura ocasional de la elección del simple electo. Imaginar esa coyuntura es deshacer tejidos milenarios, es la mimesis de Aguirre. La cólera de Dios.

Equivocados están estos anticruzados de nueva hornada, con sus picotazos de mosquito. El virus pandémico como el aviar, todavía no se ha demostrado que traspase el grupo. Al igual que la gripe aviar, corren el peligro de que la infección tan sólo les afecte a su propio grupo. Una huida más hacia delante.

Noticias relacionadas

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer

Por qué Lucía no votará a Pedro Sánchez

Pedro Sánchez decidió duplicar gastos electorales y arrancarnos del bolsillo a los españoles alrededor 180 millones de euros
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris