Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A sangre fría   -   Sección:   Opinión

La Moreneta y cierra Espanya

Jesús Nieto Jurado

sábado, 22 de octubre de 2005, 00:45 h (CET)
Desde estas tierras del sur, donde los exhaustos campos y los fatigados jornaleros no piden más que pan y dignidad, los debates elitistas sobre nacionalidades nos suenan extraños, melodías foráneas cuyas partituras micropolíticas nos son difíciles de interpretar. Será por eso que en Andalucía, y por ende, supongo que en buena parte de esa España eterna, el parecer acerca del ominoso Estatut de Cataluña resultará similar; un secuestro de la democracia lógica en beneficio de la banalidad parlamentaria.

El debate sobre el tema catalán, tan complejo en su forma como vacío y aberrante en el fondo, muestra de manera vergonzante la lista de prioridades a la que día a día se acoge la inútil clase política que nos representa.

Una reforma autonómica, que al igual que los últimos sobresaltos de la vida parlamentaria, hunde sus raíces y su justificación en la historia, la despensa ideológica en tiempos de sequía mental, semillero del que se echa mano de forma interesada en los momentos actuales, y que en el asunto que nos atañe evidencia el tendencioso uso del pasado que han hecho los gobernantes catalanes, quienes con unanimidad se presentan ante el resto de España como un pueblo torpedeado por un gobierno, el de Madrid, que desde que el mundo es mundo y Cataluña es Cataluña, ha cortapisado los vuelos catalanes.

La política del Parlament, sibilina y confusa, interesada y manipuladora, responde al mal endémico del nacionalismo catalán: la concepción microcósmica del mundo y la vida para la cuál el madrileño es el verdadero culpable del supuesto atraso catalanista, una justificación alejada de toda argumentación racional y veraz, en el sentido en el que mientras que durante la Guerra Civil el madrileño reducía su dieta a ratas de cloaca y su vida a una inmunda estación de metro, el catalán observaba la guerra como algo lejano, un asunto sobre el que debatir en los confortables cafés condales o a la salida del Liceo.

Y es que, siempre que el charnego sea un apestado y el maqueto un ladrón, cobrará vigencia aquel comentario que asegura que todos los nazionalismos se escriben con "z".

Aunque, dicho lo dicho, resulta curioso comprobar como el PP, el partido del Prestige, la Guerra de Irak o las mentiras de Marzo apela al sentido común para salvaguardar la entelequia de la unidad de la patria.

La Moreneta y cierra Espanya.
Noticias relacionadas

Verdades que no podían contarse

La historia aparece llena de metepatas y renuncios, y allí está Villarejo para grabarla

Más medidas contra la violencia de género

Que en un par de días haya cuatro asesinatos por violencia machista indica que se debe proteger más a las mujeres y a los menores

Un PSOE perplejo al ser combatido con sus mismas armas

“Mateo 7:2 -Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá”. (Santa Biblia)

Hacerse mayor

Soy partidario de que cuando nos refiramos a las personas longevas no se le denominen viejas

Plagios y titulitis

Un autor es reconocido con un premio literario por el que verá editado su libro, hete aquí que el título coincide con un verso de otra poeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris