Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El Consueta   -   Sección:   Opinión

Bosquimanos y diamantes

Félix Población
Redacción
viernes, 14 de octubre de 2005, 01:41 h (CET)
La de los bosquimanos es una de las tribus más antiguas de la tierra. Esto, para la Fundación Right Livelihood, es un mérito avalado y reconocido con el llamado Premio Nobel Alternativo a la organización local First People of the Kalahari comprometida con su resistencia. Pena que lo alternativo no prime para garantizar la supervivencia y los derechos de toda una comunidad histórica.

El gobierno de Botswana, al que le compete esa región, ha decidido que los últimos bosquimanos residentes allí se busquen la vida fuera de la reserva, alternativa que suena mucho a historia colonial. La de Kalahari, que era su tierra madre, ya no lo será. La ONG Survival Internacional denuncia que a cambio de ese destierro, iniciado hace un lustro y que acabó con los antiguos moradores arrumbados en las barriadas urbanas como víctimas de la miseria, el alcoholismo, la prostitución y el sida, se han multiplicado las concesiones para la explotación de las minas de diamantes en aquel territorio.

Campos de la muerte llaman los bosquimanos a su nuevo derrotero. Puede que alguno llegue hasta las alambradas de Ceuta y Melilla para evitarlos o prolongarlos. La suya, como la de quienes comparten ese mismo destino desde las naciones subsaharianas, es la peregrinación desesperada de unos pobladores a los que se les desposeyó del más elemental de los derechos.

Como el de esta vieja tribu arrojada de su hábitat histórico por la codicia explotadora de empresas sin escrúpulos, el continente africano arrastra toda una larga dominación imperialista de abusos múltiples para engorde de las metrópolis. Abandonados luego a su suerte y con serios y crecientes problemas de sanidad y miseria, esos países requieren con urgencia que Europa repare en su responsabilidad pasada y contribuya a paliar en lo posible tanta desgracia junta e incesante como los asola: hambrunas, sequías, epidemias, genocidios.

Europa no puede seguir sacando pecho orgullosa de su sociedad de bienestar sin que le duela la conciencia histórica. El lustroso brillo de los diamantes que luce ha dejado sin su solar de vida a la más vieja tribu de la tierra. Muchas de las cuentas de ese collar están ensartadas por el saqueo de una civilización depredadora a cuenta de la indigencia de millones de desposeídos.

____________________

Visita el Blog de Félix Población en Diariodelaire.blogspot.com

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris