Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Mercado común en Asia Central

Nina Kulikova
Redacción
jueves, 13 de octubre de 2005, 02:47 h (CET)
En la reunión en la cumbre de los Jefes de Estado de los países miembros de la Organización de Cooperación en Asia Central (OCAC), que transcurrió a comienzos de octubre en San Petersburgo, se tomó la decisión sobre la integración de esta Organización en otra agrupación regional: la Comunidad Económica Eurasiática (CEEA).

Las dos organizaciones se componen de ex repúblicas soviéticas. La OCAC existe bajo diversos nombres desde mediados de los años 1990, primero la integraban Kazajstán, Kirguizia, Uzbekistán y Tayikistán, pero en octubre de 2004 a ellos se unió Rusia. La organización se plantea el objetivo de intensificar procesos integracionistas, garantizar la seguridad regional y mantener la estabilidad en la región.

La CEEA, instituida en 2000 por Bielorrusia, Kazajstán, Kirguizia, Rusia y Tayikistán, se ocupa de la formación de las fronteras aduaneras exteriores de los países que la integran y de la elaboración de una política económica exterior única, así como de las tarifas, los precios y otros componentes del funcionamiento del mercado común.

La fusión de la OCAC y la CEEA se debe, en primer lugar, a la necesidad de reglamentar las iniciativas integracionistas que se promueven en el espacio postsoviético. Las dos estructuras de hecho se doblaban en cuanto a la composición y los tipos de su actividad y hasta el último momento diferían sólo por la presencia de Uzbekistán en la OCAC y su ausencia en la CEEA, así como por la presencia de Bielorrusia en la CEEA y su ausencia en la OCAC. Uzbekistán ya presentó la solicitud de ingreso en la CEEA, y de dos agrupaciones se decidió formar una.

En opinión de muchos expertos, la CEEA es más eficaz que la OCAC. En la primera estos últimos años se registraba el aumento de las inversiones y del comercio mutuos. Mientras que la segunda no tenía esos logros, informa Leonid Vardomski, jefe de departamento del Instituto de Estudios Políticos y Económicos Internacionales.

Igor Kirsanov, experto de la Fundación "Acervo de Eurasia", afirma que desde el momento de su fundación la OCAC no descollaba por eficacia y daba la impresión de ser un organismo abortivo, cuya existencia era conocida por pocos. No es de extrañar por ello que se haya tomado la decisión de "disolver" la OCAC en la CEEA, que es una estructura mucho más dinámica y prometedora. La CEEA tiene un fuerte "núcleo integracionista" en la persona de Rusia y Kazajstán, que muestran voluntad política por transformar la CEEA en una eficaz organización económica, dice Kirsanov.

La fusión de ambas estructuras está relacionada también con los cambios que se operan en la política exterior de Uzbekistán. Después de los acontecimientos que tuvieron lugar en mayo en Andizhán y la negativa de las autoridades uzbecas de permitir que se realizase una investigación internacional, la república fue duramente criticada en el mundo y le fueron impuestas sanciones por parte de EE UU y la Unión Europea. Para salir de la aislación internacional, Uzbekistán se vio obligado a fortalecer los vínculos con la Organización de Cooperación de Shanghai y se unió a la CEEA.

Otros integrantes de ésta última también ganan de la decisión tomada en San Petersburgo. Según Kirsanov, antes que nada Rusia fortalece sus posiciones políticas y económicas en Asia Central y, a la par con Kazajstán, puede constituirse en importante jugadora económica en la región, participando allí en la fundación de los consorcios hidroenergético, alimentario y de transporte. Tayikistán y Kirguizia ganarán de la afluencia de los capitales ruso y kazajo a sus economías y de la posibilidad que se abre de realizar el cabildeo de sus intereses en Moscú y Astana, sostiene el experto.

También se expresan opiniones de que dicha fusión significa la transición hacia una nueva calidad de la cooperación en el marco de la CEI. Según Viacheslav Nikonov, presidente de la fundación "Política", las tendencias centrífugas que prevalecían en el espacio postsoviético en los últimos 15 años empiezan a ceder lugar a las centrípetas y unificadoras.

La fusión de ambas organizaciones debe llevar al aumento de la eficacia de la CEEA, sostienen ciertos expertos. En opinión de Gulnur Rajmatullina, científica del Instituto de Estudios Estratégicos de Kazajstán, la ampliación de la CEEA contribuirá a una aún más eficaz realización del plan de crear mercado común en Asia Central. Además, la ampliación de la CEEA es un importante factor de fortalecimiento de la estabilidad y la seguridad en la región eurasiática.

Los Estados de la Comunidad podrán adoptar con mayor eficacia medidas conjuntas en la lucha contra el terrorismo y el extremismo religioso, dice ella.

Por su parte Dmitry Plejanov, experto del Instituto de Estudios Estratégicos Integrales, opina que lo más probable es que dicha agrupación no influya mucho sobre las perspectivas de lograr los objetivos económicos que fueron planteados ante la CEEA en el momento de su fundación. Lo más probable es que los diferentes intereses económicos de los países integrantes y el desnivel en su desarrollo económico y político tampoco esta vez permitan alcanzar un sustancial acercamiento entre ellos, sostiene él.

A juzgar por todo, la fusión de la OCAC y la CEEA no alterará seriamente el equilibrio político existente en la región. En cuanto al aspecto económico, los planes declarados de realizar el proyecto de formación de un mercado común en Asia Central se han hecho mucho más realistas desde que a ellos se unió Uzbekistán, pero todavía no está claro en qué va a redundar dicho proyecto.

____________________

Nina Kulikova es comentarista en temas de economía, RIA "Novosti".

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris