Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El arte de la guerra   -   Sección:   Opinión

Guárdame una Y

Santi Benítez
Santi Benítez
jueves, 13 de octubre de 2005, 02:49 h (CET)
Hoy me ha pasado una cosa bastante graciosa, tanto que en el último momento he desechado el artículo que tenía para enviar a la columna y me he puesto con este a ver si me daba tiempo de terminarlo y enviarlo. Me han entrevistado en una emisora de radio, en principio se suponía que la entrevista trataría de la problemática de las ONGs y la capacidad real de ayuda sobre el terreno, sobre todo en áreas del mundo en las que se desarrollen conflictos bélicos, que es, por decirlo así, de lo que más entiendo.

La cuestión es que en medio de la entrevista, un señor llamado Blas, imagino que colaborador habitual del programa, dejó el tema de las ONG's, y comenzó a preguntarme sobre la polémica que mantengo con FE/La Falange. No me lo esperaba, aún así contesté todas las preguntas que me hizo sobre el tema, incluso en qué juzgado está interpuesto el acto de conciliación que han promovido estos amigos del partido neonazi NPD alemán. A continuación volvió sobre el tema de las ONG's preguntándome a qué nos dedicábamos exactamente en las zonas en conflicto. En principio no le di demasiada importancia al cambio de tema. Pero poco a poco me fui dando cuenta de que el buen señor me había preguntado sobre lo de FE/La Falange para encuadrarme ante los oyentes.

Le expliqué que nosotros nos dedicábamos a sacar personas de las zonas en conflicto, la gran mayoría refugiados. Inmediatamente me preguntó que en dónde terminaban esos refugiados. Le expliqué que los refugiados que salen de las zonas en conflicto suelen ser repartidos por casi todos los países de la UE a excepción hecha del Reino Unido en donde ha recrudecido la ley de petición de asilo, e imagino que en muy poco tiempo el Parlamento Europeo se hará eco de la vulneración que significa a los derechos humanos esa actitud.

Entonces me preguntó que si pensaba que la UE debía aceptar a todas las personas que, por la razón que fuera, huyeran de sus países... Hubo un momento de incómodo silencio mientras yo miraba fijamente su cara con aquella media sonrisa – suele pasarme cuando me doy perfecta cuenta de que alguien intenta llevarme al huerto que le interesa, y mi cerebro está decidiendo si permitir que lo intente o mandarle directamente a mirar el carajo de una vela. “Pues en principio el derecho de asilo debería ser universal...”, “Normalmente cuando una persona huye de su país no suele ser porque haya hecho algo bueno”, “Eso definiría muy bien a la cantidad de refugiados que tuvieron que huir de España durante la guerra civil, que hablando de todo un poco no creo que ningún franquista pidiera asilo fuera de España”.

Hubo otro incómodo silencio. Claro que en esta ocasión quien se mordía la lengua era Blas y él que tenía media sonrisa en la cara era yo. Ángel Ramos, el locutor, pasó a otro tema y, la verdad, es que me divertí bastante durante la siguiente hora.

En general no es que me preocupe patearle los hígados a alguien ante una audiencia de unas 100.000 personas. Lo que me ha chocado de verdad es que el Blas este tiene como unos veinticuatro años. Quizás es que esta generación, la mal llamada ‘generación Y’ porque se supone que superan a la generación X a la que pertenezco, está condenada a repetir todo aquello que nosotros hemos luchado por erradicar, todo aquello que siempre creímos que sobraba en esta humanidad nuestra.

Al final no me han pagado por ir a la entrevista, pero me han regalado un PDA. No lo repitan por ahí, es más, si alguien me pregunta lo negaré, pero después de haberle respondido a Blas, me hubiera ido sin cobrar un duro y con una sonrisa en la cara...

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris