Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Fumadores, no, gracias

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 11 de octubre de 2005, 00:00 h (CET)
Está de moda, no sólo en España, sino en general en todo el mundo, estigmatizar al ciudadano que comete la osadía quasi-criminal de encender un cigarrillo. Así, en esta España nuestra, el Parlamento acaba de aprobar, por unanimidad, una ley totalitaria de persecución al fumador. Hasta tal punto es totalitaria la ley, que se prohíbe que las empresas tengan su sala (ghetto) destinada para el trabajador fumador. O que las empresas que se dedican a celebrar bodas y bautizos prohíban fumar en la sala. Prohibir, prohibir, prohibir…

Por cierto, al tiempo que nuestros socialistas han emprendido su particular cruzada anti-tabaco, en los estancos se puede adquirir, desde hace unos meses, tabaco mucho más barato. Curioso ¿no?

Y además, cuando hay que subir los impuestos, a por el tabaco. Porque el porcentaje de impuestos que se paga con cada cajetilla de tabaco sólo es comparable con el porcentaje que paga el sufrido contribuyente por cada litro de gasolina. ¡Cuánta hipocresía!

Nos cuentan nuestros políticos que ellos lo hacen por el bien de los ciudadanos. ¡Como si los ciudadanos –y ciudadanas que dirán quienes desconocen o desprecian la gramática española- fueran idiotas o niños de pecho a los que Papá Estado deba cuidar!.

Que el tabaco perjudica la salud lo sabemos todos. Como todos sabemos que también lo es el comer carne todos los días. Como sabemos que no comer verduras resulta altamente nocivo para nuestro organismo. ¿Por qué no aprueban entonces una ley que nos obligue a consumir verduras todos los días? ¿Por qué no aprueban una cartilla de racionamiento para que sólo podamos consumir carne tres veces en semana? Hombre, siguiendo la teoría "anti-tabaco", somos idiotas. Así que Papá Estado, cuidando por nosotros, encontraría rápida justificación para legislar en este sentido.

Claro que siempre está el típico listo que te cuenta que los fumadores suponen un tremendo dispendio para eso del Estado del Bienestar. Porque debe haber colas y colas de fumadores en la Seguridad Social. ¡Cuánta mentira!.

Por esa regla de tres ¿por qué no se sanciona la obesidad, que tantos problemas conlleva? Todo aquél que excediera el peso ideal, debería ser perseguido. Se crearían rincones para que coman los obesos. Por la misma regla de tres, aunque suene duro ¿por qué hay, a diferencia de numerosísimos países de nuestro entorno, que ofrecer sanidad gratuita pagada por los contribuyentes a los inmigrantes que ilegalmente entran en nuestro país?

Otros hablan del daño que el fumador causa en los fumadores pasivos. Y yo me pregunto por qué no prohíben los coches, las calefacciones, los autobuses… todos en coche de caballo. Que es más sano y no perjudica a los no fumadores. Volvamos a la caverna.

Está claro que el fumador debe prestar atención y ser considerado con quienes no fuman. Cuestión de educación y verdadera tolerancia. Por lo mismo por lo que los hijos de los no fumadores y fumadores no deberían ir montando la escandalera en los restaurantes. Por lo mismo por lo cual nadie puede orinar en la vía pública. Civismo y respeto.

Está claro que en determinados sitios cerrados, como son los cines, no debe poderse fumar. Nadie va a discutirlo.

Ahora, el colmo de la locura es quién defiende la legalización de drogas porque cada uno es libre de hacer lo que quiera mientras no perjudique a terceros - pues sí, así es- pero al mismo tiempo se convierte en un furioso talibán partidario de la persecución del fumador. ¿Alguien lo entiende?

Fumadores o no fumadores, que en algo aprecien la libertad y la responsabilidad del ciudadano, deberían estar indignados con esta ley totalitaria. Y quienes no lo estén deberían plantearse que hoy se persigue, estigmatiza y criminaliza al fumador ¿y mañana? ¿a quién estigmatizamos, perseguimos y criminalizamos?

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris