Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

9 d' Octubre, dia del Regne de València

Federico Ferrando (Valencia)
Redacción
martes, 11 de octubre de 2005, 00:00 h (CET)
Con gran alegría los valencianos hemos celebrado el día del la conquista por Jaime I el Conquistador de la ciudad de Valencia, 'cap i casal del Regne', a los musulmanes que la ocupaban hasta el momento. Celebramos también su cristianización y su nueva legislación, 'la Costum' valenciana que elaboró en aquél entonces Obispo de Huesca. A partir de este momento histórico, pasamos a formar parte de la Corona de Aragón, concediendo a los territorios conquistados el Título de Reino de Valencia.

Fueron momentos de gran ebullición comercial, entraba el Renacimiento italiano por nuestros puertos y florecía una economía librecambista, emprendedora, joven, etc. Los estamentos sociales, o sea, la base de la sociedad, estaba perfectamente representada en Las Cortes del Reino de Valencia. Los Ayuntamientos, eran efectivamente la casa madre de toda población, con una autonomía que favorecía el desarrollo del término municipal, ayudaba a los más desfavorecidos, y se otorgaban a sus alcaldes competencias sobre cualquier problema que surgiera en su municipio. La Iglesia era amada por la población valenciana, y la Iglesia correspondía a ese amor. En estas condiciones, el Reino de Valencia desarrolló sus más gloriosas páginas en el arte, literatura, escultura, pintura, arquitectura etc.

Desde abajo, desde las familias cristianas que formaron el nuevo reino, fue creciendo hacia arriba, y poco a poco, la legislación propia que daría lugar a los Fueros del Reino de Valencia, nuestra genuina y auténtica legislación propia de los valencianos que más tarde Felipe V de Borbón, Duque D’Anjou, abolió por no haber defendido su candidatura a la Corona de España. Es en este momento cuando entramos en los grandes desencantos de nuestro Reino.

Hoy, comparando el Reino de Valencia a través de su Historia, con la actualidad, nada queda de todo aquella estructura social y política que fue favorecida por nuestras leyes propias y que, con la Constitución del 78 y el nuevo proyecto de Estatuto de Autonomía, basados en los centralismos asfixiantes de la legislación promovida y aclamada por liberales y sus hijos (socialismos y conservadurismos), llegamos a un punto en que el entramado político de España impide a toda costa que se desarrollen las iniciativas propias valencianas si al “Poder Ejecutivo” de turno no le entra por el ojo que así sea.

Los defensores de la política tradicional de Las Españas y de los Fueros, los carlistas, hemos luchado más de 160 años por las libertades que otorgaban los Fueros a los diferentes Reinos, todos por una Patria Común, pero engendrada en su Historia y desarrollada con los signos de los tiempos para mayor progreso de los españoles, el bien común, y la defensa de la Ley Natural Divina, límite superior al que el Trono debía sujetarse, pues de Él le venían sus prebendas. Y un límite inferior marcado por unas Cortes en las que se acataban las legislaciones conforme al desarrollo natural y católico de toda sociedad, empezando por la más importante que era la familia.

Cuánta diferencia. Dos formas de entender la vida. Dos formas de procurar el bien común de los demás, y ejercer la política. Desde una, aclamando la libertad sin límites, y desde otra, como decía San Agustín, que “la política es la forma más excelsa de ejercer la caridad (amor al prójimo)”. Dos formas. Corrupción. Limpieza y honradez personal y política con los demás.

Sería muy diferente la humanidad si ésta fuese lo primero que importa como creación directa del Todopoderoso. Es lamentable, pero hoy no estamos así.

Este 9 d’Octubre, en Valencia, los carlistas volvemos a salir a la calle a pedir la devolución de los Fueros al Reino de Valencia. Volvemos con la palabra, con las ideas, con nuestro empeño y lealtad que nos ha guiado desde hace 160 años por el amor al prójimo. Por el amor a las libertades de todas Las Españas.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris