Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Lupa Deportiva   -   Sección:  

Cosas del niño

Adrián Candal
Adrián Candal
lunes, 10 de octubre de 2005, 22:03 h (CET)
Blanco de las críticas a la mínima de cambio. Tan genial como a veces decepcionante. Subido, seguramente, demasiado rápido al Olimpo de los elegidos para ser estrellas en esto del fútbol. Receptor de ofertas multimillonarias que salvarían la economía de muchos clubes. Portada de esas revistas que gustan a los adolescentes. El Beckham español. Así es Fernando Torres, que cuando se pone a jugar sen serio al fútbol es un jugador sensacional. De esos por los que vale la pena comprar una entrada para asistir un encuentro.

Pero las exigencias que tiene Torres son muy altas. Altísimas. Se pueden equiparar a las de Raúl, por poner un ejemplo. Y al 'Niño' también se le podría aplicar la famosa sentencia sobre el jugador madrisista que suele decir el famoso locutor radiofónico y de juegos de fútbol simulado, esa irónica frase que dice ‘el que nunca hace nada’. Porque cuando hace, hace muy bien. Fernando Torres sabe jugar al fútbol, y sabe callar las voces que le critican con su magnífica velocidad, su gran técnica y sus imposibles goles (aunque más bien escasos). Pero para su desgracia, momentos estúpidos e irrespetuosos como los que tuvo el pasado domingo en Málaga no juegan a su favor, ni en su consolidación como estrella.

Si ya en su club, el Atlético de Madrid, a veces no cumple con las expectativas goleadoras, con la selección el asunto se estaba tornando casi dramático. Habiendo jugado tantos partidos, y consiguiendo anotar tan pocos goles, el debate sobre la conveniencia de seguir convocándolo para el conjunto español estaba entrando en el orden del día. Pero este sábado, cuando mas se le necesitaba, el chico supo sacarse la espina que tenía clavada y demostrar porque dicen que es un crack. Marcó dos golazos que salvaban a España de una más que segura eliminación. Era tanto como quedarse sin ver a la selección en el mundial. Palabras mayores. El primero de sus goles, además, es de los de quitarse el sombrero. Similar al que marcó en el Benito Villamarín contra el Betis. Seguramente el gol que lo encumbró como ‘futbolista de caché’. Y así es como se le debe de calificar, aunque sea un jugador tan peculiar como irregular. Y es que, son cosas del ‘Niño’

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris