Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Toros

Etiquetas:   Artículo taurino   -   Sección:   Toros

Don Álvaro, alquimista del toreo

Ignacio de Cossío
Ignacio de Cossío
miércoles, 3 de mayo de 2006, 23:25 h (CET)
En pleno otoño se nos ha ido para siempre el rejoneador y ganadero más importante del último siglo, don Álvaro Domecq y Díez, todo un modelo de elegancia, caballerosidad y sabiduría propias de la vieja escuela de profesionales del toreo raptado de un mundo que le vio coronar rey del arte del toreo a caballo a lomos de una yegua nacida a orillas de la Janda.

Entre palmas y trompetas han vuelto a recibir a Don Álvaro con su Espléndida, en el centro del ruedo celeste bajo su garrocha campera y su sobrero gris plata, también le acompañan en el paseillo, Nuncio, Da Veiga, Domingo Ortega, Pepe y Antonio Bienvenida, su gran amigo casi hermano Manolete y hasta el propio Paquirri que se ha unido a la fiesta a última hora. Allí a lo lejos también se encuentra en el callejón ruidoso como no podía ser de otra manera, su fiel e imperecedero mozoespá Miguel Criado “El Potra” alumbrando el rincón del miedo. Ya se ha abierto el portón, sale el toro de Los Alburejos luciendo estrella y casta, nada parece cambiar ni el ambiente, ni la plaza ni el tendido que hoy luce mantón y mantilla desde el palco ganadero bajo cinco abanicos nuevos con nombres de mujeres que se suman al homenaje celestial. ¡Son ellas, grita don Álvaro mi mujer, hija y nietas que por fin las he encontrado! Por vosotras va mi faena llena de emociones y ensayos.

Nuca supo decir que no a nada, jamás una palabra más alta que otra, un sentirse joven en cada tertulia junto a sus rojos y picantes pimientos mejicanos en el comedor de su casa. Un solar ganadero éste, el de los Alburejos bajo el castillo de Torrestrella tapizado por cabezas de toros y carteles acartonados, espejos de la memoria y también del triunfo más glorioso. Temple y bondad, sabor campero y majestad académica, señorío y empaque, era y es el fin de una especie en extinción. Nunca supe cuando hablábamos de toros cuando empezaba el caballero y terminaba el ganadero, su amor por el caballo y el toro era tal que todo giraba en torno a ellos. Sus ojos claros se iluminaban por descubrir cada mañana un porto nuevo o un embrión de bravo rescatado por su hijo y nietos toreros, era un soñar despierto. Su mundo, su planeta era el de los toros y el campo enraizado a su memoria como el arzón de la silla de montar. Aquello parecía colmarle de satisfacciones como profesional y sobre todo como aficionado pues no concibió otra vida que la plena dedicación a la que fuera su vocación durante tantos años.

Largo sería enumerar su periplo como insigne rejoneador durante la década de los cuarenta; alquimista de bravura, creador y mantenedor de un encaste propio durante más de medio siglo; honorable político como alcalde de Jerez en los años cincuenta y presidente de la Diputación de Cádiz en los sesenta y reputado escritor con operas primas como El toro bravo enmarcado para los restos en la enciclopedia de El Cossío o Mi vereda al galope, bella antología biográfica de manos de toda una autoridad del arte de Marialva.

Nada puede reemplazarte querido maestro y amigo, son muchos tus discípulos y amigos envueltos en tu bondad religiosa que nunca agradeceremos lo mucho que has aportado para y por la fiesta, tan sólo nos quedará grabado en la memoria aquellas tardes soleadas de primavera en Los Alburejos cuando sonreías al ver tus recuerdos y creabas junto a tus toros el futuro pilar de la fiesta.

Noticias relacionadas

Miguel Hernandez o la forja de un taurino

A Miguel

Don Juan Carlos disfruta de una tarde de toros en Las Ventas

El Palacio de Vistalegre (Madrid) volverá a acoger corridas de toros en 2017

Contrato renovado por un año

Taurinos presentan 20.000 firmas en el TC para que se resuelva el recurso contra la prohibición de los toros en Cataluña

Más de 10.000 taurinos se manifiestan en Valencia

La Feria de Fallas había movilizado en los últimos días a los antitaurinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris