Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

De nación a potencia

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
sábado, 8 de octubre de 2005, 02:38 h (CET)
El independentismo socialista catalán, además de vender la piel del oso antes de cazarlo, como todo cazador presume de obtener el venado con más puntas. Más que los "medalla" del Rey.

No haría el simil, si no fuera por las declaraciones de Miguel Iceta (PSC) exponiendo que el proyecto estatutario "da miedo en el resto el Estado", ya que "Cataluña cuando se mueve da miedo porque arrastra a España". Miedo a la vez, al lobo y a la caperucita roja secesionista.

Hablando como hacen los electos en nombre del pueblo, por salir elegido en una lista de partido, habla de la fortaleza catalana por que son 6 millones de habitantes. Cazador financiero desvela la madre del cordero, se declara como POTENCIA. De querer ser nación pasan a potencia, al tener instituciones financieras con una presencia muy fuerte en el resto de España, dice. Flaco favor le hacen a La Caixa. ¿O es La Caixa quién se lo hace a sí mismo?

Las potencias necesitan colonias, eso le pasó a los EE.UU. a principios de siglo pasado que para serlo, se las arrebató a España. En el siglo XXI es un catalán socialista el que habla de vivir en una potencia catalana financiera. Considera colonia al resto de España.

Con párvulo conocimiento histórico habla que para hacer historia no hay que promover la histeria, aludiendo al PP. La historia se cuenta, no se hace. De hecho la historia de las civilizaciones, demuestran que el hombre conociéndola, tropieza siempre, más de dos veces en la misma piedra.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris