Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La cobardía de Zapatero

Pepe López
Redacción
domingo, 2 de octubre de 2005, 22:41 h (CET)
De entre los muchos calificativos que he aplicado a Zapatero desde que llegó al poder, creo que nunca le había llamado cobarde. Y hoy lo hago con toda crudeza y en toda la extensión de la palabra.

Ya me dirán Vds. si tengo o no razón: Ayer se celebró en Sevilla una “Cumbre” entre gobernantes españoles y marroquíes(Antiguamente hubiéramos dicho entre moros y cristianos, pero creo que entre la representación española había pocos de estos últimos).

En la rueda de prensa que dieron al final el inefable Zapatero y el representante marroquí, una avispada periodista (en los telediarios la pudimos ver)preguntó a Zapatero si una soberanía compartida sobre Ceuta y Melilla resolvería nuestros seculares problemas.

Zapatero, se hizo el sordo, bebió agua, el marroquí miró a Zapatero esperando su respuesta, el Presidente calló y todos los españoles que vimos la escena televisada nos quedamos con la boca abierta y el corazón desbocado.

El llamado Presidente de España no tuvo la gallardía y la valentía de decir que Ceuta y Melilla son tan españolas como Córdoba y Valencia y que esa soberanía no se puede compartir con nadie.

Zapatero fue un cobarde. Tan cobarde como cuando accedió a que los llanitos tuvieran intervención en las negociaciones sobre Gibraltar, con lo que perdimos el Peñón para siempre.

No me extrañaría que los moros, viendo la inutilidad de “nuestro” Zapatero, sigan presionando y, como el pueblo español continúe, en su inconsciencia, manteniendo a este cobarde en la Moncloa, no me extrañaría que los marroquíes insistan en su reclamación de El Andalus.

Y dentro de unos años los veremos haciendo la oración de los viernes en la Mezquita de Córdoba, solazándose en los Jardines del Generalife y...quién sabe si recibiendo el tributo de las Cien Doncellas en el Alcázar de Sevilla.

¡Que lejanos aquellos tiempos en que unos Reyes Católicos –cuando los Reyes eran Reyes- arrojaron de España la morisma!

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris