Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El arte de la guerra   -   Sección:   Opinión

Bushmanía

Santi Benítez
Santi Benítez
domingo, 2 de octubre de 2005, 22:41 h (CET)
Si hay alguien en este mundo que pueda decir con la boca llena que la mayoría de los habitantes de este planeta le tienen manía, ese es Bush Junior. Y no es de extrañar, el presidente actual de los Estados Unidos tiene el dudoso honor de ser el presidente electo más odiado en su propio país, 40% de popularidad, muy por debajo de Nixon, que salió corriendo cuando su popularidad estaba en el 46%. Vamos, que se lo ha trabajado a pulso.

Se ha dicho de él que no tiene muchas luces, que defiende los intereses privados por encima del de los ciudadanos de su país, que ha mandado a la muerte a miles de estadounidenses por petróleo, y por las petroleras, que ha mentido, engañado y escondido hechos para llevar a cabo fielmente los planes de la Fundación por un Nuevo Siglo Americano, que para quien no lo sepa, es el artífice de la política exterior actual del país de las barras y estrellas. Pero esto no es nada para lo que se le viene encima.

Resulta que hay ciudadanos de su país que no piensan dejar que acabe su mandato de rositas. Cosas de la democracia, que ya lo decía Kissinger en sus cartas a Pinochet, “(...) la democracia está bien, sino fuera por los derechos humanos y el derecho a la libertad de expresión (...)”. Y no es que los estadounidenses sean muy certeros a la hora de elegir presidente, pero desde luego, expresión, lo que se dice expresión, la llevan hasta las últimas consecuencias.

Por un lado tiene a la madre de un soldado estadounidense que cual mosca cojonera no para de amargarle la fiesta. Cindy Sheehan empezó por acampar a la puerta de la residencia de vacaciones de Bush Junior, convirtiéndose en la cabeza visible de todo un movimiento pacifista que pide explicaciones por una guerra que todavía nadie sabe a cuento de que vino – bueno, saber si que se sabe, otra cosa es que lo reconozca alguien, y a terminado siendo detenida hace poco. Pero vamos, que la cosa irá a peor en un futuro.

Por otro lado se enfrenta a la mayor cantidad de denuncias de ciudadanos de toda la historia del país por dejación de funciones del Gobierno Federal en el caso del Katrina, al parecer ya están intentando llegar a acuerdos con las aseguradoras para esquivar la mayor cantidad posible de juicios. Y eso que Fox News dice que el huracán fue provocado artificialmente por los “enemigos de Estados Unidos”... Ya les vale.

Y por si fuera poco, ahora resulta que los familiares de las víctimas del 11-S le han salido respondones. No sólo es que lo culpen de que los atentados se produjeran, basándose en que las agencias de seguridad avisaron con mucho tiempo de antelación de que se iba a producir, es que ponen en duda que los atentados, por lo menos en el caso del atentado contra el pentágono, fuera un atentado. ¿Que cómo se come eso? Echen un vistazo aquí: http://www.voltairenet.org/IMG/swf/es-pentagon_sp-2.swf . Han interpuesto un recurso de amparo ante el procurador general de Nueva York, a fin de que se inicien investigaciones civiles sobre los atentados, sin ingerencias gubernamentales. El problema es que si el procurador general da paso al recurso, como previsiblemente pasará, la sociedad civil pondrá en duda la versión oficial sobre el atentando más aterrador de la historia en suelo estadounidense.

¿Cómo terminará este argumento digno de las mejores novelas de acción, con sexo, drogas y rock’&’roll? Nadie lo sabe. Lo que si está claro es que la Bushmanía, es un hecho sin paliativos... yo diría que en todo el orbe.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris