Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

El sarao

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
sábado, 1 de octubre de 2005, 00:17 h (CET)
¡Vaya sarao que tenemos organizado en España! Por un lado tenemos a una ETA que no se siente en absoluto vencida, sino más fuerte que antaño. Ahí nos ha dejado un par de bombas, una en Avila, otra en Zaragoza, y un comunicado en el que deja claro que no piensa abandonar las armas y que exige la anexión de Navarra y el País Vasco-francés, al tiempo que la autodeterminación –eufemismo para independencia- de su inventada Nación. El terrorismo nacionalista vasco reforzado.

Tenemos por otro lado a un Presidente del Gobierno que no condena los atentados etarras (¿otra concesión a los criminales?) y que lleva meses tratando de convencernos de que él va a traer “la paz”, sin decirnos a qué precio, al País Vasco, mientras nos enteramos que se ha gastado 271.000 euros en acondicionar La Mareta para pasar allí sus vacaciones de verano (Yo veranearé como el resto de españoles, dijo en campaña electoral). El mismo Presidente que acabó con el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo.

Todo ello enmarcado dentro de una vil y miserable campaña del gobierno y sus medios afines para desacreditar ante la sociedad a las víctimas del terrorismo, al tiempo que se trata de ahogarlas económicamente. Afortunadamente son muchos los ciudadanos que se están sumando a la campaña que inició COPE y a la que se han sumado otros medios de comunicación. La red está llena de lazos blancos, blogs y webs con el número de la cuenta corriente de Caja Madrid.

Tenemos a un delegado del Gobierno en Extremadura que prohibe manifestaciones contra una refinería auspiciada por el rústico Ibarra basándose en que las manifestaciones son cosa “primitiva”. El socialismo contra el derecho de huelga. ¿A alguien le sorprende?

Otro de Delegación del Gobierno, esta vez en Guadalajara. Piden silencio a los medios de comunicación para que no se hable de la pésima gestión del incendio por parte de las autoridades competentes. Silencio, hay dictadura. El socialismo contra la libertad de expresión y prensa –ésta última se deja-. ¿A alguien le extraña?

Tenemos a un Consejero catalán que amenaza a los españoles con una guerra civil si no se aprueba el inconstitucional Estatuto de Cataluña. Y nadie le dice nada. Ahí sigue en su poltrona. Al día siguiente alguien colocó una bomba en la puerta de la vivienda de los padres de un concejal del PP de Badalona. Ningún partido del tripartito condenó el atentado. Silencio en los medios del Gulag. ¿Y los jueces? ¿Existen? ¿Comparte Maragall las afirmaciones de su Consejero? ¿Pondrán al mando de las tropas anfibias que descenderán el Ebro al diputado Puig en bañador?

Tenemos el espectáculo histérico-circense que nos ofrece de forma gratuita el tripartito catalán. Estatuto si, estatuto no ¿ahora qué hago yo?. Penosos. Ni Esteso y Pajares. Vamos, que para qué ver Gran Hermano. Con ver el telediario nos llega. Eso sí, subvirtiendo la legalidad con la complicidad del Gobierno de la Nación española. Han aprobado un preámbulo en el cual se define a Cataluña como Nación. ¿Pretenderán modificar la Constitución sin seguir los procedimientos legales establecidos para ello? Eso tiene nombre...

Tenemos por otro lado a un Ministro de Defensa que, después de mantenernos en la incógnita sobre las causas del accidente del Cougard, después de permitir que se acosase en sede parlamentaria a su antecesor en el cargo, después de pedir la reprobación de un Ministro que ya no está en funciones y después de autocondecorarse con una medalla que a día de hoy no ha devuelto, ha decidido que las tropas de las dictaduras cubana y venezolana desfilen por la madrileña Castellana el día de la Hispanidad. ¿Cabe mayor vergüenza? El Ejército español desfilando junto a Ejércitos totalitarios. De esos que encarcelan a cuanto ciudadano trata de opinar libremente en su país. Ese debe ser el respeto por los tan nombrados derechos humanos que tiene el señor Bono. Y Zapatero. Claro, que pensándolo bien son capaces de haber montado el numerito para ver si el señor Rajoy no se levanta al paso de la bandera de Cuba. Sin importales un ápice el daño que puedan hacer a la imagen exterior española. Es lo que se llama ser “hombres de Estado” [de sitio].

También tenemos la invasión de Melilla, auspiciada por el tirano Mohammed. Otro “demócrata” de los que le gustan a Rodríguez. El mismo que se ha negado a facilitar información sobre los atentados del 11 de marzo. En Tetuán juega al dominó uno de los sospechosos por su implicación en la masacre. El llamado Haddad.

Vamos, que tenemos un sarao montado de mucho cuidado. Y esto era el gobierno del talante y del fin de la crispación. Pues menos mal…

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris