Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La Mirilla   -   Sección:  

Ésta, nuestra Liga

Por Nazareth Heredia
Nazareth Heredia
sábado, 1 de octubre de 2005, 00:41 h (CET)
Hace apenas una semana me sorprendía ver en un diario deportivo de bastante prestigio en nuestro país, un titular algo impresionante, que ocupaba toda la portada y que venía a provocar; la primera palabra era “ÁRBITROS” y le seguía una interjección. Pero no sólo es éste, son muchos los diarios deportivos, espacios deportivos en los informativos y programas de deporte que han puesto de vuelta y media al colectivo arbitral, especialmente al de Primera División.

Siempre se buscan culpables para todo, es la tónica de este mundo; pero la pregunta es: ¿por qué va siempre la culpa para los mismos? ¿Siempre tienen los árbitros la culpa de las derrotas o victorias de uno u otro equipo? Lo más curioso es que estas preguntas se suelen contestar en contra de ellos. Se repiten jugadas por televisión una y otra vez, se analizan milimétricamente por audio y vídeo (famosa la jugada del Madrid-Espanyol) y siempre, pase lo que pase, salga lo que salga, la culpa para el árbitro.

Si es cierto que se ha equivocado, se le machaca hasta la saciedad. Si por el contrario los equivocados son los demás, nadie pide disculpas, nadie refiere el acierto y todo se olvida. Los árbitros son humanos, personas de carne y hueso, con dos ojos, como todos. Sin embargo, mientras un jugador controla su zona de juego con ayuda de diez más, el comentarista tiene a mano un vídeo que le permite dar marcha atrás y ver la jugada de nuevo y el espectador más de lo mismo desde casa, el árbitro trabaja el doble y sin ayuda: debe controlar 22 jugadores, banquillos, auxiliares, cuarto árbitro, la jugada de balón en ese momento y los dos que se están insultando detrás, el que ha provocado al público y mil historias que siempre aparecen ajenas al resto del mundo. Muy pocas personas tienen paciencia para hacer esto y mucho menos para estar en Primera, donde saben que se exponen a ser la mirada de las críticas.

Son humanos, se equivocan; pero por eso mismo jugadores, técnicos y directivos lo son también. Qué fácil es culpar a una sola persona de una derrota. Y es que en ésta, nuestra Liga, los porteros no tienen cantadas, ni los delanteros fallan goles que se cuelan con los ojos cerrados, los entrenadores siempre ponen el once ideal y sustituyen con acierto y los equipos juegan tan bien que las derrotas parecen imposibles. Todo es perfecto, por eso siempre la culpa es para el árbitro, que es el que falla.

Si están en Primera, es porque se lo merecen y han trabajado para estar ahí y créanme, no es nada fácil el mundo del arbitraje. Hace un par de años asistía a una mesa redonda en el Instituto Andaluz del Deporte en Málaga, cuyo tema era “Arbitraje y medios de comunicación”. Juande Ramos, Fernando Sanz, Medina Cantalejo, Paradas Romero (Árbitro de Segunda), José Carlos Barbado (Canal Sur Radio) y Giráldez Carrasco (Auxiliar de Primera), eran los componentes y hablaron cada uno desde su perspectiva. Se abordó el tema del que trata esta columna y se llegaron a muchas conclusiones. La principal: es imprescindible la ayuda entre estos cuatro colectivos: jugadores, técnicos, árbitros y medios de comunicación, para que no se den los problemas que de nuevo surgen cada temporada.

Quizás se necesiten más charlas como ésa y más gente dispuesta a ayudar. Ser árbitro es muy difícil; son decenas de jugadas que pasan en cuestión de segundos y es imposible acertar en todas, como es imposible meter todos los lanzamientos a puerta, parar todos los goles o acertar con todos los “once inicial”. Un árbitro no afronta un partido con la intención de que tal o cual equipo pierda (sea de los llamados grandes o no); deben darse más causas para que un conjunto caiga derrotado. La mayoría de las veces no hay un mal arbitraje en el partido, sino un mal juego de equipo, un día malo para un goleador o portero o un desacierto en las alineaciones. Pero claro, teniendo a uno que pueda cargar con las culpas, por qué inculpar a 40. Las cosas de ésta, nuestra Liga.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris