Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Arbitros extranjeros para el fútbol ruso

Mijaíl Smirnov
Redacción
martes, 27 de septiembre de 2005, 23:39 h (CET)
Quedan siete vueltas para que termine en Rusia el campeonato nacional de fútbol. Sólo entonces se sabrá quién conquistará las preseas y quién abandonará la Premier-Liga.

La lucha por las medallas es encarnizada y los ánimos se caldean adquiriendo un matiz nada futbolístico. Los protagonistas del campeonato 2005 no siempre son los futbolistas: muy a menudo también lo llegan a ser los árbitros. Como resultado, desciende la calidad del fútbol y los que salen perdiendo son los hinchas.

Los árbitros de fútbol no son perfectos y todos lo saben. En Rusia, la actuación de los árbitros nunca había sido examinada con tanto celo como hoy. No hace mucho, el Consejo de los Árbitros de la Unión de Fútbol de Rusia (UFR) había descalificado post factum al portugués Costinha, que defiende los colores del club "Dinamo" de Moscú. Se comenta que Costinha había jugado sucio en un partido disputado hace dos semanas. Pero el árbitro de aquel encuentro no había impuesto ningunas sanciones al portugués; o quizá había pasado por alto la falta cometida por el jugador.

También recientemente, el club de fútbol "Térek", de la República Chechena, se había dirigido al presidente de la nación solicitando poner orden en el arbitraje. La misma demanda fue dirigida a la UFR y al Consejo de los Árbitros. Los futbolistas del "Térek" mantienen que en los partidos que juegan, los árbitros se muestran tendenciosos. Otros clubes, como el moscovita "Spartak", por ejemplo, piden a la UFR invitar a árbitros extranjeros para que dirijan partidos de importancia, como son los de "Spartak" vs. CSKA y otros. Pero no es porque se ponga en duda el profesionalismo y la honestidad de los árbitros rusos, sino porque éstos no siempre aguantan la colosal tensión que domina en esos partidos y, como consecuencia, cometen serios errores.

"Los árbitros rusos no tienen nada que envidiar a sus colegas extranjeros, pero los certámenes de tal envergadura requieren mucha sangre fría", según han comentado los dirigentes del "Spartak" refiriéndose al arbitraje del alemán Florian Meyer, que había dirigido el encuentro "Spartak"-CSKA de la primera vuelta. Tanto el equipo ganador como el perdedor habían quedado satisfechos con el arbitraje de Meyer.

La reacción de las autoridades futbolísticas no se hizo esperar. El presidente de la UFR, Vitali Mutko, convocó una reunión urgente con representantes de los clubes y del cuerpo de árbitros, en la cual quedó unánimemente aprobada la nueva lista de los comisarios de partidos (reducida a 18 personas) y la de los inspectores. Fue autorizado atraer a los mejores árbitros para que dirijan los juegos seguidos de un mismo equipo. En cuanto a los árbitros extranjeros que dirigirían los encuentros del campeonato nacional, quedaron elegidos 39 nombres del "top list" de la UEFA (ranking de los mejores árbitros del año); y en el caso de Costinha fue acordado formalizar en el plazo más breve un mecanismo para examinar las reclamaciones contra las decisiones de los árbitros haciendo que todos los equipos estén en iguales condiciones.

"Ahora lo más importante es restablecer la confianza mutua porque de lo contrario, la etapa final del campeonato quedará sumida en escándalos y broncas - dijo el presidente de la UFR a los participantes en la reunión -. Si enfocamos el fútbol a través del prisma de los errores que cometen los árbitros, nos veremos en un callejón sin salida". En su opinión, los árbitros extranjeros no resolverán los problemas de los campeonatos nacionales. "Sería más provechoso intentar observar las normas de la ética corporativa y evitar imprimir matices políticos a los errores de los árbitros", observó.

Los árbitros rusos, a su vez, han dado a entender que reaccionarán sin demora a todas las acusaciones que se les imputen. Comentaron que la demanda del "Térek" rebasa las leyes futbolísticas vigentes y puede caldear las pasiones en el campo de fútbol y fuera de éste. En todo caso, pidieron a los dirigentes de la UFR examinar cuanto antes la demanda del "Térek". Como una posible solución, recomendaron invitar a árbitros extranjeros para que dirijan los partidos que les quedan jugar a ese club.

Si el estado de las cosas no cambia, en el campeonato nacional pronto no quedarán árbitros locales. En este caso, podrán buscar trabajo en otros países para sustituir a sus colegas extranjeros que se habían marchado a Rusia.

____________________

Mijaíl Smirnov, comentarista en temas deportivos de RIA "Novosti".

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris