Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Motor / Fórmula 1   -   Sección:   Deportes

Fernado Alonso, nuevo campeón del mundo de Fórmula 1

El asturiano se convierte en el ganador más joven de la historia
Redacción
martes, 27 de septiembre de 2005, 02:59 h (CET)
El piloto español Fernando Alonso (Renault) se ha proclamado nuevo campeón del mundo de la Fórmula 1 tras finalizar en la tercera posición del Gran Premio de Brasil, la decimosexta prueba del campeonato.

Redacción / EP
El asturiano, campeón más joven de la historia con 24 años, le ha bastado este puesto en una carrera que ha ganado el colombiano Juan Pablo Montoya (McLaren-Mercedes) por delante de su compañero, el finlandés Kimi Raikkonen.

Fernando Alonso Díaz se ha convertido a sus 24 años en un piloto capaz de romper todos los records en el deporte rey del motor y rescatarlo del anonimato en España para elevarlo a nivel de fenómeno social.

Nacido en Oviedo el 29 de julio de 1981, Alonso ha sido capaz de hacerse así mismo de la mano de un talento innato que le llevó a ser el primer piloto español en ganar un Gran Premio y el más joven en la historia en subir a lo más alto en una carrera de Fórmula 1, el 24 de agosto de 2003, con apenas 22 años y 25 días.

Ejemplo de precocidad desde siempre, el ovetense parece nacido para romper todos los records que se le ponen por delante, al menos eso se ha dedicado a hacer desde que a la pronta edad de los tres años ya probaba sobre un kart rudimentario construido por su padre, José Luis.

Rápido comenzaron a llegar los triunfos para él. Con seis años ganó su primera carrera, con siete ya era campeón infantil de Asturias. Ocho victorias en ocho carreras y una vida meteórica que siempre fue a velocidad de Fórmula 1, algo a lo que estaba predestinado.

Un importador de karts, Genis Marcó, se cruzó en el camino de Alonso cuando su carrera necesitaba dar un golpe de timón, ya que el dinero era vital para hacer frente a los gastos y seguir creciendo.

El piloto asturiano hizo las maletas rumbo a Italia para competir en el selectivo Mundial de karts. Esto no fue un obstáculo para él.

Allí ya empezó a plantar cara a otro finlandés que ya apuntaba grandes cosas, Kimi Raikkonen. En su primer año mundialista logró el tercer puesto y una temporada más tarde, con 15 años, era campeón del mundo.

Alonso avanzaba a pasos agigantados y quemaba las etapas de aprendizaje a una velocidad de vértigo. Hacia falta un nuevo giro en su vida y este se produjo cuando apareció el ex piloto valenciano de Fórmula 1 Adrián Campos.

Este fue el punto de inflexión que hizo posible que hoy sea uno de los grandes de la Fórmula 1. Campos buscaba un sustituto para Marc Gené en la Fórmula Nissan, que tras su título en 1998 buscaba entrar en la Fórmula 1, y rápidamente vio el talento de Alonso.

El asturiano no tardó en aprender lo que era un monoplaza y el resultado fueron nueve "poles", seis victorias y ocho vueltas rápidas. No tenía el carnet, pero con 17 años era capaz de ser más veloz que nadie en la pista.

La escalada hacia la gloria estaba claro que ya era imparable.

Alonso subió un escalón más con su paso a la Fórmula 3000, la antesala de la Fórmula 1, donde posiblemente experimentó su mejor curso de aprendizaje. Y es que los principios no fueron nada fáciles para un joven acostumbrado a encadenar un triunfo tras otro.

Costó que la escudería Astromega confiara plenamente en ese chico de Asturias nacido para esto, pero cuando lo hicieron todo cambió.

Así en Hungaroring llegó su primer podio en la categoría y en Spa-Francorchamps (Bélgica) su primer triunfo, con "pole" incluida.

Cuando Alonso bajó en Spa del podio todo eran felicitaciones y los grandes de la Fórmula 1 comenzaban a rifarse a ese futuro campeón del mundo. Pero fue Renault, con un proyecto que soñaba con volver a estar a lo más alto y con el italiano Flavio Briatore a la cabeza, quien se adelantó.

SALTO A LA FORMULA 1.
La marca gala firmó al español por cinco años y diseñó para él un camino hacia lo más alto. Primero fue cedido a Minardi en la temporada 2001. Allí hizo su debut, el 4 de marzo de 2001 en el Gran Premio de Australia, donde acabó duodécimo. Fue un año difícil para el asturiano que veía como contaba con un coche con el que aspirar a ganar no era más que una utopía.

En 2002, Renault ya le trajo a su "casa" como piloto probador y reserva y mediada la temporada anunciaba que uno de los dos monoplazas oficiales, el que dejaba vacante el británico Jenson Button, iba a ser suyo para 2003.

Con un monoplaza puntero en sus manos, Alonso no tardó en demostrar sus cualidades. En marzo de 2003 firmaba en Malasia su primera "pole", siendo el piloto más joven en conseguirlo, y en la carrera era tercero, convirtiéndose en el segundo español en pisar el podio tras Alfonso Cabeza de Vaca en 1956.

Un nuevo podio en Brasil, donde no pudo estar en el cajón, ya que sufrió un aparatoso accidente que acabó con él en el hospital, y su segundo puesto en Montmeló en el Gran Premio de España confirmaron que Alonso ya era una realidad.

Pero su gran momento ese año estaba todavía por llegar. El 24 de agosto de 2003, en Hungaroring, se convertía en el piloto más joven en ganar un Gran Premio de Fórmula 1.

Ya estaba instalado en la elite y no hizo más que rubricarlo en 2004, donde luchó con los grandes de tú a tú para ser cuarto en el Mundial de pilotos, con 59 puntos.

Sin embargo ha sido en este 2005, cumpliendo las preediciones de Briatore que le señaló siempre como el campeón del mundo para este año, cuando Alonso ha dado un golpe de efecto en la Fórmula 1.

Noticias relacionadas

El Burela acaba con la imbatibilidad del Betis FS (3-5)

Primera derrota de la temporada de los verdiblancos, que no tuvieron su día ante un rival directo

Cinco razones por las que jugar al pádel con zapatillas especializadas

Podemos dar un salto de calidad brutal en nuestro juego

Gómez Noya concluye undécimo en el Ironman de Hawái

El alemán Patrick Lange se proclama campeón

Huelva recibe a Carolina Marín como "la reina del bádminton mundial"

Homenaje a una deportista onubense que ha ganado tres veces el Campeonato del Mundo de bádminton

Un Betis FS muy serio aplaca al Bisontes (4-0)

La pegada, el control y la seriedad de los béticos acabaron con el otrora Playas de Castellón
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris