Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Lupa Deportiva   -   Sección:  

Un milagro desde las cenizas: El Depor

Adrían Candal
Adrián Candal
viernes, 23 de septiembre de 2005, 21:47 h (CET)
Las cosas buenas tienen un periodo de duración limitado. Si no se renuevan, se acaban, y así le ha sucedido al Deportivo de A Coruña. Las limitaciones económicas del club han llevado a que el envejecimiento de la plantilla no haya sido regenerado con sabia nueva. Y si por si eso no supusiera un déficit suficiente, el Dépor ha visto como se marchaban jugadores de mucho nombre y calidad. Ejemplos hay para dar y tomar: Makaay, Luque, Naybet, Rivaldo, Pandiani… A estos habría que añadir a los jubilados Donato, Mauro o Fran. No se está hablando precisamente de jugadores del montón, se está hablando de unos futbolistas que han liderado los mejores momentos de la historia del club herculino. Además, a todos estos nombres no se les puede dejar de ligar un hombre, Javier Irureta, símbolo se una época en Riazor.

Las necesidades económicas no han cesado, y la nueva era del Dépor comienza con unos refuerzos que no se ajustan a las necesidades reales del club. Taborda, Juanma o De Guzmán no son precisamente gente que suba el nivel real de la plantilla. Pero Lendoiro lo sabía, y por eso fue en busca de un hombre capaz de sacar petróleo de donde sea. Joaquín Caparrós se convirtió en el entrenador del Deportivo. A partir de ahí, todos conocemos la historia. Un equipo que la temporada anterior parecía jugar sin ganas, sin motivación, arrastrando por los suelos España y por Europa el prestigio de su club, cambió absolutamente.

Joaquín Caparrós ha conseguido lo que nadie podría haber afirmado hace unos meses, que el Deportivo de buena imagen y buenos resultados. Pero sobre todo lo primero, porque sobre resultados es demasiado pronto para hablar, ya que la Liga española a penas ha comenzado. Este equipo va a ser muy correoso y difícil de ganar. Con lucha y con ilusión, el entrenador deportivista ha logrado exprimir un zumo que parecía inexistente tras tanto néctar de Irureta. Señores, que nadie de por muerto al Dépor, de las cenizas ha surgido un espíritu ganador que si sigue por la senda en la que está podrá luchar por estar de nuevo en Europa. Todos saben sus carencias, pero que se sepan también sus virtudes.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris