Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   Cataluña   -   Sección:   Opinión

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse
Miguel Massanet
lunes, 20 de noviembre de 2017, 07:26 h (CET)
¿Alguien sabe de dónde consiguen sacar tanto dinero estos grupos de comunistas y separatistas para sostener tanta parafernalia, apoyar a los huidos de la Justicia y continuar manteniendo la tensión con el Gobierno de la nación; manteniendo movimientos reivindicativos en las calles de las principales ciudades de Cataluña? ¿De verdad el señor Montoro, responsable de tener vigiladas las finanzas de la comunidad catalana, ha conseguido controlar todos los agujeros, a través de los cuales los cuales, se ha venido subvencionando todo el aparato de la insurrección catalana; desde la creación de un gobierno paralelo hasta subvencionar, con importantes cantidades de dinero, el coste de tener subvencionados en Bruselas al señor Puigdemont y a cuatro de sus colaboradores más directos, aparte de permitirse pagar a un señor experto y abogado que, según se dice, cobra de 500 a 1000 euros la hora?

Resulta que, en el periódico digital “Libertad Digital”, se publica un artículo del que reproducimos unas frases: “Òmnium Cultural, la Asamblea Nacional Catalana y el Comité de Defensa del Referéndum de Osona (Barcelona) han instalado en la Plaza Mayor de Vic unas cárceles para que la gente pueda encerrarse voluntariamente. El objetivo del montaje es protestar por el encarcelamiento de los presidentes de ambas entidades, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, además de Oriol Junqueras y los exconsejeros Raül Romeva, Jordi Turull, Joaquim Forn, Dolors Bassa, Meritxell Borràs, Rosep Rull y Carles Mundó. Con el lema "Un pueblo encarcelado", las instalaciones simulan ser un par de celdas equipadas con una mesa, una silla, una cama, varias mantas, una estufa, una lámpara y un extintor. Sobre las jaulas hay una serie de carteles con los nombres de los "presos políticos" y en un lateral se explica que el "Govern legítimo" de Cataluña ha sido encarcelado.
Según explican las propias entidades soberanistas en un comunicado, "las personas que voluntariamente participen en esta acción harán turnos de al menos dos horas, tanto de día como de noche, a temperaturas muy bajas y ante cualquier inclemencia del tiempo".

Lo primero que se nos ocurre cuando leemos noticias como la reseñada es pensar en quién les ha dado el permiso para instalarse en un lugar público; a continuación, quien se ha hecho cargo del coste de tal montaje (dos celdas que se han instalado en la plaza Mayor de la ciudad de VIC (Cataluña). Y sentimos tanta extrañeza cuando vemos con la facilidad con la que la señora Forcadell pudo pagar, en menos de 24 horas, una fianza de 150.000 euros y el resto de parlamentarios que fueron detenidos con ella, sendas fianzas de 25.000 euros cada una. ¿De dónde pudo salir una “caja de resistencia” de la ANC que pudiera solventar, en un plis plas, el abono de una cantidad semejante? ¿Estaba subvencionada desde la Generalitat o es que, entre sus socios, tiene a algunos lo suficientemente adinerados para poder sostener semejante dispendio? Esperemos que, los expertos funcionarios de la Hacienda nacional, que tan bien saben hurgar en los bolsillos de los ciudadanos de a pie que, muchas veces sin pretenderlo, se ven sorprendidos con alguna de las notificaciones de este organismo al que, por lo visto, pertenecemos todos, se muestren tan diligentes en averiguar quiénes son los donantes y de dónde salen estas cantidades que permiten que, una serie de detenidos, sean liberados a las pocas horas de ser arrestados. ¡Donaciones, señores, miles de euros en donaciones que, por cierto, están gravadas con tarifas parecidas a las del Impuesto de Sucesiones!

No perdamos de vista la vida regalada que se están dando en Bruselas los presuntamente “detenidos” por las autoridades belgas que siguen en libertad, hacen declaraciones a los rusos y a otros periódicos sin que nadie se lo impida y han organizado tertulias y reuniones de propaganda para, desde allí, fuera del alcance de la policía española, hacer su campaña a distancia, para los comicios autonómicos que tendrán lugar el día 21 de diciembre sin que, al parecer, exista inconveniente alguno para que, presuntos reos de secesión o rebelión, puedan ser candidatos a ocupar los mismos cargos de los que, la aplicación del Art.º 155 de la Constitución, les privó. A propósito, no sé si les habrá sentado bien a estos prófugos de la Justicia que tan buena vida se dan en Bélgica y que tanto critican al Gobierno español y las condiciones de vida en nuestra nación cuando, el señor Maduro de Venezuela, hablando del señor Antonio Ledezma, venezolano, líder opositor al régimen de Maduro y líder del partido Alianza Bravo Pueblo, ex alcalde de Caracas, se ha despachado a gusto con el huido, espetándole una serie de “cumplidos” entre los cuales en uno lo ha calificado de “Vampiro” y le ha recriminado que “vuela p’a España a vivir la gran vida”, recomendándole que se beba un “buen vino en la Gran Vía” ¿Cómo cuadra este reconocimiento de que, en España, uno se puede dar la gran vida, cuando es evidente que, en Venezuela, salvo los mandamases de su partido, nadie puede hacerlo?

Este personaje nacido del encarcelamiento del señor Junqueras, Marta Rovira, ha hablado de que en España existe un “régimen opresivo” una amenaza constante de que “los tanques salgan a las calles” y de que “la sangre de los ciudadanos inunde las calles de Barcelona” y uno se pregunta ¿ Si es así, cómo es que sigue el turismo inundando las calles de Barcelona, cómo la gente acude a las compras de Navidad o se prepara ( no con la alegría de otros años)para acudir al Black Friday, sin que nadie se preocupe de los tanques imaginarios, la supuesta “opresión “ de una inventada policía politizada ni, por supuesto, ninguno de los transeúntes tenga la menor preocupación por ir pisando charcos de sangre por las calles de Barcelona? No sabe esta señora que, con tanto desparpajo, metió la pata hasta el corvejón el mal que le ha hecho a su propia causa cuando, hasta el arzobispo de Barcelona, ante semejante patochada, ha tenido que hacer un comunicado negando que se hubieran producido tal tipo de amenazas por parte del gobierno central. Y es que señores, cuando se trata de política, hasta personas a las que se les supone preparadas, con estudios, con un currículum universitario (vean los casos de Pablo Iglesias, Monedero o el mismo Echenique, todos ellos profesores universitarios y, no obstante, personajes tan impresentables y peligrosos por sus desviaciones ideológicas, obsoletas e inaplicables en cualquier país que intente salir adelante)

Produce vergüenza ajena el pensar que, todos aquellos que estuvieron sacando pecho amenazando al Estado español, hablando de que toda Europa los iba a apoyar, anunciando que, en caso de producirse la separación de Cataluña de España, las empresas se rifarían asentarse en Cataluña y los bancos se pelearían para permanecer en aquel nuevo oasis en el que, según el señor Mas y sus compadres independentistas, se iba a convertir el nuevo país, conocido como “la república independiente de Cataluña”. Ni una sola de las predicciones que lanzaron para convencer, a los ciudadanos catalanes, de la bondad de la independencia, se ha cumplido y su mayor fracaso en el que, en muchas ocasiones se apoyó el señor Junqueras, fue el de dar por sentado el que, una Cataluña desgajada de España, iba a permanecer dentro de la UE y conservando todos los beneficios políticos y económicos de los que había venido disfrutando antes de su declaración de independencia. Evidentemente, nada de todo esto hubiera sucedido y así lo han expresado todas las autoridades comunitarias consultadas.

Aun así, es tal el encabezonamiento, tanto el convencimiento de que España está robando a Cataluña, tan grande el rechazo que se ha ido creando en los catalanes hacia el resto de España y de los españoles, tanta la manía que nos han cogido a los que no compartimos sus ideas separatistas aunque vivamos en Cataluña que, en estos momentos, no hay manera de que se pueda producir un arreglo, una vuelta atrás o un abandono del proyecto separatista entre aquellos que están convencidos de que tienen razón y de que, pase lo que pase, ellos acabarán consiguiendo lo que se proponen; que nos cuesta pensar que en estas nuevas elecciones, sin que todavía los efectos que vayan a tener la rebelión contra el Estado de Derecho, hayan surtido el terrible efecto que todos los economistas anuncian que tendrán si siguen empeñados en su obsesión independentista; mucho nos tememos que, lo que espera el Gobierno de Madrid que se produzca en Cataluña, una victoria amplia del grupo constitucionalista, va a ser muy difícil que se produzca y, en realidad, lo que parece que tiene más posibilidades de suceder es un mapa político, en Cataluña, muy parecido al que fue suprimido con la aplicación del 155 de la Constitución.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse con unas nuevas elecciones cuando, en el entretanto, han quedado muchos cabos por resolver y, sin que sea el menor de ellos el de no haber solucionado el de la enseñanza en esta comunidad, viciada por profesores que se niegan a respetar la historia, la lengua castellana y la libertad de padres y alumnos a escoger el tipo de enseñanza que prefieren.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris