Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Ni éstos ni aquéllos  

Vividores del menor y otros defendedores

Juan-Pablo Mañueco
Juan Pablo Mañueco
jueves, 22 de septiembre de 2005, 22:07 h (CET)
Vivimos en una democracia tan orgánica, aunque pluripartidaria -ésa es la única diferencia respecto a la "anterior"- que no nos extrañan los innumerables órganos separados del pueblo/cuerpo social que se cubren por designación digital de los propios políticos, entre sus amigos y adeptos.

Pero el fenómeno adquiere sus tintes más llamativos entre los "Defensores del Pueblo", a los que el pueblo indefenso ni siquiera puede elegir, sino que los designa la misma clase política de quienes, presuntamente, deben defendernos.
¿Quién nos defenderá, a su vez, de los Altos Defendedores que dicen que nos defienden? ¿Quién protegerá al Pueblo del defectivo defendimiento de unos Defensores que nos afirman guardar de quienes hasta ayer fueron sus compañeros de escaño o de partido y mañana pueden defenestrarlos de los palacios de las pompas y de los sabrosos salarios?

Si hubiera alguna voluntad de democracia real en España, un Defensor del Pueblo elegido por los ciudadanos, podría ser un interesante modo de empezar a practicarla... Si a algún partido le interesase la democracia efectiva, lo plantearía en esta Reforma Constitucional en curso... Pero como toda la clase política vive muy bien devorando privadamente los presupuestos "públicos", continuaremos con unos Indefensibles Defensores digitocráticos.

Pero, dentro de este conjunto de personajes decorativos, cuya principal misión es fingir un control a las Administraciones, a las que, en realidad, y como no podría ser de otro modo, arropan... aún existe un escalón más bajo en la inmoralidad institucional: los defensores del Menor y en general las Fiscalías de Menores. ¿Cuál es el principal problema de la infancia en España? La ineficacia de los Tribunales de Familia para garantizar a las decenas de miles de niños españoles, cuyos padres se divorcian cada año, el acceso a sus relaciones familiares. Pero Defensores y Fiscales del Menor, en España, hablarán ante los medios de comunicación de cualquier problema subsidiario, no de ése, el principal, porque ello significaría enfrentarse con la Administración de Justicia, y no vivir, como viven, tan ricamente, viendo con indiferencia el sufrimiento de la infancia.

Noticias relacionadas

Virtualidad progresiva

Por fortuna, la civilización asienta sobre numerosos pilares, sumando incuestionables conquistas en un progreso evidente

Una propuesta de cien medidas respecto a la familia

Hay que ver si los partidos quieren resolver problemas o solo vencer a los contrarios

Traficar con el arte

¿Es aceptable que un castillo o una iglesia que forman parte de la Historia de nuestro país, se transformen en la residencia de una familia adinerada?

Top ventas

Lo más vendido en este fin de invierno, comienzo de primavera

El PSOE esconde sus intenciones, pero sus omisiones tendrán consecuencias

“Si tienes que mentir, engañar, robar, obstruir o intimidar para hacer entender tu punto, no debe ser un punto capaz de sobrevivir por sus propios méritos”. Esteven Weber
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris